Luego del trabajo: brindis, distensión y fiesta

Para agasajar a los agentes de viaje en su día, el hotel NH Cordillera preparó un divertido "after office". En la nota, mirá la galería de fotos de los presentes y además, enterate de los entretelones de un festejo fuera de lo común.

El 27 de abril es el Día del Agente de Viajes y, desde un tiempo a esta parte, el hotel NH Cordillera organiza para esta jornada creativos festejos para agasajar a aquellos que trabajan en esta rama del turismo. Con un descontracturado after office y algunas sorpresas, los convocados pasaron un martes diferente.

Bandejeo delicioso. Desde la cocina del hotel se optó por elaborar diferentes propuestas de tipo finger food para que los invitados puedan socializar por el salón y trasladarse sin tener que instalarse en un espacio determinado.

Panecillos con mousse de salmón y jalea de ciruelas; canapés con pera, queso azul y nuez y magdalenas de oliva con salsa de aceitunas negras, anchoas y jamón crudo fueron las tapas frías. Luego llegaron las típicas empanadas mendocinas, sandwichs de carne y queso criollo y tostadas con verduras salteadas con queso parmesano.

Los dulces, muy esperados, constituyeron un sabroso broche de oro: alfajorcitos de maizena -¡con mucho dulce de leche!-, mini lemon pie y bombones de chocolate rellenos con diferentes sabores: almendras, dulce de leche o crela de frutillas.

El salón "Tupungato" del hotel NH fue el elegido para festejar el día del agente de viajes.
 
La barra, el espacio más seductor. El plan esencial del after office es justamente disfrutar de un trago y distenderse con amigos luego de la jornada laboral… y ésta fue la consigna para todos. Tal es así, que nadie quiso dejar de visitar la increíble barra de tragos montada al final del salón. Es que los combinados que acompañaron este original festejo fueron variados y aplaudidos por todos: el consabido fernet con coca, el campari con naranja, y el daikiri de durazno y de pomelo fueron los preferidos, junto a los deliciosos vinos Malbec de una reconocida bodega.

¿La innovación de la casa? “Aromas de Malamado”, un cóctel creado en NH que está compuesto por 20 gramos de helado de Malamado, 2/3 de jugo de naranja, ¼ de jugo de limón y una cucharada de azúcar impalpable.

Momento cúlmine. Por supuesto, y fiel al estilo de NH, los sorteos de atractivos premios entre los asistentes no se hicieron esperar. En este caso, vouchers para disfrutar de los sabrosos “viernes dulces”, cenas en el restó del hotel y estadías en algunos de los hoteles de Buenos Aires fueron los más codiciados.

¿El más suertudo? Marcelo Navarro, gerente de Hon Travel, fue el que se quedó con el primer premio: un fin de semana all inclusive en el NH Tango, el primer hotel temático dedicado a la música ciudadana de Argentina que homenajea en su decoración, interiorismo y sala de espectáculos a este arte patrimonio de la humanidad.

En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial