El zoológico de Mendoza: ¿un campo de concentración?

Son mendocinos y luchan por los derechos de los animales. No comen nada que contenga sustancias animales, ni siquiera miel. No usan cuero o seda ni productos pretesteados en animales. Quieren cerrar el zoológico, el serpentario, el acuario, el hipódromo y las tiendas que venden mascotas. No quieren animales en circos ni carreras de animales ni caza ni pesca. Demos con ellos un paseo por el Zoológico.

“Ir a celebrar el Día del Animal en el Zoológico
es como ir celebrar el Día de los Derechos Humanos en Guantánamo
”,

Alejandro Prieto, Red Animalista Mendoza.


Son un grupo de jóvenes que se propusieron hacer el mínimo daño posible.

Un buen día, decidieron que trabajarían en la protección de derechos de los animales en todas sus posibilidades.

Entonces, formaron la Red Animalista Mendoza (en la foto, Soledad y Guillermo) y se sumaron al veganismo y a las teorías abolicionistas que consideran que los animales y los humanos son iguales en un todo.

Ahora, no consumen ningún producto que incluya sustancias de origen animal: nada de carnes, nada de músculos o grasas; nada de fluidos como leche; nada de huevos, nada de miel, de lácteos, de quesos. Incluso, nada de miel. Y más: nada de usar cueros, nada de seda, porque también es producto de la explotación de los gusanos...

Ni hablar, entonces, del comercio de animales, de los criaderos de perros o gatos de pedigree, de las carreras de caballos o de galgos, de las riñas de gallos, de las atracciones animales de los circos...

Nada, de nadar, usando medicinas, cosméticos, alimentos o artículos que antes fueron testeados en animales. Nada de cacerías, pescas, corridas de toros, jineteadas o cualquier tipo de carreras que incluya bichos.

Tampoco, y aquí el punto que nos convoca, nada de acuarios, nada de serpentarios, tiendas de mascotas, oceanarios o cuestiones por el estilo.

Por supuesto, nada de zoológicos, los zoológicos deben cerrarse y, a lo sumo, crear parques virtuales con muñecos de animales, maquetas de sus hábitats.

Nada de zoológicos dicen y encontraron la palabra que resume lo que defienden: “sintiencia”.

Algo así como una actitud ante la vida que los lleva a considerar como iguales a los bichos y a los humanos.

Ellos son los que practican el “veganismo” y se hacen llamar veganos (de “VEGatariANO”), un movimiento nuevo, surgido a mediados del siglo XX, pero ya con presencia en todo el planeta.

¿Por qué hacen lo que hacen y no hacen lo que no hacen? Porque los animales y las personas tenemos algo que nos vuelve semejantes: la capacidad de experimentar el placer y el dolor.

Con ellos, entonces, pagamos nuestra entrada e ingresamos a nuestro Zoológico de Mendoza.



El Zoológico, en general



Ingresamos al zoológico sobre la alfombra de una hermosa mañana y ya mismo digamos que este que escribe, a través de sus actos concretos, está a favor del consumo no sólo de las costillitas de cerdo, la leche o el huevo frito, sino también de la existencia misma de los zoológicos, con animales tratados de la mejor manera posible.

De hecho, este escriba lo visita con habitualidad, tomado de la mano de su hijo y el discurso de sus varias fascinaciones.

Así las cosas, realizamos el recorrido y he aquí las críticas de ellos, quienes consideran que hay que cerrar el zoo. Nuestros entrevistados Alejandro Prieto, Soledad Moretti y Guillermo Baker. Y muchos los recordarán, porque fueron quienes descubrieron un "cementerio a cielo abierto" en el zoo.

Pues bien, ellos consideran:

1) Los zoológico no educan; la gente viene acá a divertirse y los animales que están en ellos sufren una vida fuera de sus hábitats y en condiciones de encierro, fuera de toda protección de sus derechos. Además, el 80% de estos animales ni siquiera está en peligro de extinción. No es justo ni moralmente correcto visitar un zoológico; nosotros tenemos más igualdades que diferencias con ellos.

Nuestra filosofía plantea el rechazo a la explotación animal. Promovemos los derechos de los animales.

2) El cautiverio es negativo y además caro; Mendoza invierte 15 millones de pesos por año en él y ahora sumarán otros 4 millones.

Si es cierto que les preocupa el hambre de los niños, por qué no invierten estos millones en combatir la indigencia, por ejemplo.

Acá la gente paga para “divertirse” un par de horas y ellos viven encerrados de por vida.


3) Dicen que los zoológicos sirven para educar, investigar, recrear y conservar. Estos cuatro puntos están seriamente cuestionados. ¿Qué educación, investigación o recreación se puede hacer viendo animales atrapados en minúsculas jaulas? Respecto de la conservación, el 80% de esos animales no está en peligro en extinción y para el resto lo mejor son los “santuarios”, lugares donde viven animales en grandes perímetros en libertad sin ser explotados como un producto y cuidados debidamente.

4) Mirá sus caras, sus conductas…

¿Cómo no tener empatía con ellos? ¿Cómo no ponerse en el lugar de ellos?

A vos no te gustaría vivir así; a ellos, tampoco.

Los zoológicos son espacios de crueldad. Y también de negocios, porque se dice que hay venta de “excedentes” a cotos de caza de gente poderosa.

5) El gran daño fue domesticar a los animales; nos hemos adueñado de sus sistemas reproductivos. Ahora hay que buscar los “males menores” en cada caso. Comprar un animal es cosificarlos, como cualquier producto; los que crían perros, por ejemplo, hacen de ellos máquinas de hacer negocios, sólo buscan la propia utilidad.

6) Agreguemos una a cuenta de este periodista "pro-zoológicos": fuimos a dos baños de hombres y a dos de mujeres y todos estaban fuera de servicio; ergo: terminamos meando entre los yuyos, como animales...



El Zoológico, en particular



Los siguientes puntos –seleccionamos apenas una docena– son críticas concretas a la situación del zoológico de Mendoza, según la Red Animalista:


1) Todos los espacios son pequeños y nada tienen que ver con los hábitats donde estos animales de desarrollan. Las condiciones de vida son francamente pavorosas. Nosotros cuestionamos el cautiverio en sí mismo, pero también las condiciones en que se están dando los cautiverios.

2) Muchos animales tienen comportamientos que no son normales y se los llama “estereotipados”. Por ejemplo: el caminar incesante de los tigres, la oscilación o el “baile” hacia uno y otro lado de los elefantes o las reacciones violentas de los monos.

3) Las aves, como los tucanes o los guacamayos, tienden a dañarse sus picos por el estrés al que están sometidos.

4) Las suricatas son de climas cálidos. No tienen que estar en el zoológico de Mendoza. Aunque les han puesto calefacción, varias han muerto ya.

5) Los osos polares, en sus vidas silvestres, nunca viven mezclados los machos con las hembras, como sucede en el zoológico.

Uno de ellos tiene una herida en un codo y se le ha hecho una “bichera”: miralo, está enfermo.

6) Los monos que andan sueltos en un lugar como éste son vehículo de distintas enfermedades como la tuberculosis y pueden transmitirlas a los seres humanos también.  

7) Es imposible para aves como los cóndores, águilas coronadas, águilas moras, chimangos o tucanes y guacamayos vivir en esas crueles jaulas:

Ni siquiera tienen posibilidad de volar y nacieron para volar. ¿O no?

Se mueven a los saltos, mutiladas.

8) La jaula de los monos papiones es uno de los peores ejemplos del zoológico. Está superpoblada, les tiran la comida sobre sus propios desechos. La humedad general y el olor es producto de sus desechos y la comida podrida. Además, hay cruza entre familiares y situaciones extrañas como la del video de una monta arrastrando el cadáver de su hijo:



9) El cartel del chimpancé dice: “Hábitats: selvas tropicales, zonas arboladas sabanas con bosques y bosques montañosos de hasta 3.000 metros”.

¿Qué pueden sentir estos chimpancés viviendo en una jaula minúscula, de barrotes y cemento?

Mirá cómo se comportan; no les gusta estar acá.

Y mirá sus caras: lo dicen todo.

10) El cartel del elefante dice: “Viven en manadas matriarcales”.

Aquí, en cambio, están solos en un lugar espantoso y por eso tienen comportamientos estereotipados o “zoocosis”, sufrimiento psicológico.

11) Todos los animales que están en jaulas con agua, padecen la pésima calidad de esa agua.

12) Hay varias jaulas en las que mezclan especies.

13) La mitad de los leones está siempre encerrada en jaulas oscuras, pequeñas, húmedas y la otra mitad, afuera, pero también en un espacio pequeño y ajeno a sus hábitos.



A manera de conclusión



Digamos ya mismo que, entre que existan y que no, es excelente que los veganos existan en Mendoza y que puedan plantear con libertad sus pareceres respecto de los derechos de los animales.

¿No te gustan, no estás de acuerdo, te parecen que se equivocan, vos lo harías de otra manera?

Pues bien, muy bien, pero en esto sucede lo mismo que con los gobiernos democráticos: si no te gustan, participá y manifestá tus diferencias, pero dejá que ellos ejerciten sus miradas, porque les corresponde por derecho.

En medio de tanto desencanto, cobardías de todo tipo y pajerismo difundidos, está bueno que aparezcan estos chicos –con sus contradicciones inclusive– y quieran cambiar como una postura fundamentalista nada menos que las relaciones de poder del hombre con su entorno.

El desastre del reino, amigos, no se debe a las maldades de los malos ni a las supuestas bondades de los buenos, sino a la siesta eterna de la mayoría de los súbditos, chimpancés desencantados con controles remotos en las manos…

 

Opiniones (58)
10 de Diciembre de 2016|08:10
59
ERROR
10 de Diciembre de 2016|08:10
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Esta esta muy buena ,la filosofia es muy loable,y yo comparto mas de lo que creen en esto ¿pero se puede concretar sin lastimar a ningun animal? los ejemplos de los zoos que han cerrado en Argentina,asi lo han demostrado,la pregunta es donde llevaran los animales y si el gobierno de Mendoza podra pagar esas erogaciones- tal vez deberian presentar a la sociedad y a la Argentina que tiene los ojos alli una lista de todos los animales y distinguir a donde seran llevados cada uno y cuanto es el monto,como ser el llevar los elefantes a su lugar , pero con datos concretos y asi les puedo asegurar que seremos muchos los que apoyaremos
    58
  2. Esta esta muy buena ,la filosofía es muy loable, ¿pero se puede concretar sin lastimar a ningún animal? los ejemplos de los zoos que han cerrado en Argentina,asi lo han demostrado; Hablo desde la experiencia paractica , la pregunta es donde llevaran los animales y si el gobierno de Mendoza podra pagar esas erogaciones
    57
  3. que quieren con el director pollo de boohm,USA LA MOVILIDAD DEL ZOO PARA SACAR A PASEAR LA FAMILIA,LOS EMPLEADOS SON PERSONALES,HUBO UN ABUSO CON EMPLEADO Y TODO LO TAPARON ,QUE MAS.
    56
  4. El que se mofa de sostener esta cárcel, esta injusticia de siglos pasados, no entiende NI VALORA la vida de los que sienten igual que nosotros. Rejas, y más rejas. Lindo no? YO DIGO BASTA.
    55
  5. Gracias por poner este tema en el caldero...¡ Felicitaciones inmensas a la Red Animalista
    54
  6. Sr empleadozoo, aunque no creas tengo más idea y experiencioa que Ud. Desde siempre yo se que el zoo se viene abajo y se que los empleados no quieren ningín tipo de cambio que mejore eso si ello trae aparejado un mínimo cambio de su status laboral. Prefieren la mediocridad. Por culpa de los empleadosque que se resisten a todo, el zoo está como esta. Mendoza tiene un zoológico que responde a lo que quieren 50 empleados y no un zoológico como corresponde para más de un millón y medio de mendocinos que lo mantienen y pagan incluso su sueldo. Esto le guste o no algún día se va ha revertir.
    53
  7. Cerrar el zoo es ilógico. Lógico sería crear una reserva para los animales en nuestro envanecido piedemonte, ese que un par de bestias del lujoso sueño habitacional se han apropiado; más lógico sería que muchos de los foristas sean conducidos al zoo, mantenerlos en ese claustro, ya para justificar lo construido, ya para que los sentimientos se equilibren.
    52
  8. Cuando era chiquito tenia dos amiguitos,nestorcito y cristinita, se ve que los papas eran vaganos y parece que le daban unicamente vegetales, tanto es asi que el cerebro se les transformó en un poroto......
    51
  9. Les comento que la RAM ha presentado la propuesta del cierre del zoo en etapas: ETAPA 1: prohibición de ingreso de nuevos animales y control reproductivo de los que actualmente habitan en el zoo ETAPA 2: Rehabilitación de fauna autóctona y liberación de quienes estén en condiciones de sobrevivir en libertad ETAPA 3: Evaluación de factibilidad para envío de otros individuos a santuarios o reservas naturales ETAPA 4: Refuncionalización del espacio Un ejemplo de esta última etapa podría ser la utlización del predio como recuperación de la fauna autóctona que Recursos Naturales requisa del tráfico ilegal o por algún otro factor. Está de más decir que NO SE PUEDEN LIBERAR (qué paradoja ¿no?) a los animales porque ya no saben cómo vivir !!!! Dependen de la gente que les da de comer, los asea, los cura, etc. Poco se deben poder defender, no saben vivir en grupos....en fín...no queda nada de las "características y cualidades de su especie". TODO esto gracias a nosotros y nuestra insistencia en modificar nuestro alrededor a nuestra conveniencia. El cautiverio NUNCA fue, es ni será una opción moral. Más info http://www.facebook.com/group.php?gid=271274748793&ref=ts
    50
  10. muy bueno tu comentario sobre liberar a los animales.por ejemplo podriamos soltar a los elefantes en la peatonal , a los tigres en la casa de gobierno, a los leones en la puerta de tu casa . Deberias saber que los zoo existen en todos los paises del mundo y deberian verse como un arca de noe del siglo 21, solo que en un pais peronista como este se hace un manejo peronista y estos son los resultados., OJO , se viene otra privatizacion con ex directivos de nuestro zoo bajo el manto de una ONG, pero con los mismos de siempre
    49
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic