Deportes

Hoy es el día clave para el futuro de Fernando Alonso

Es porque la FIA dará a conocer la sentencia por el presunto caso de espionaje de Ranault y si no es sancionada lo más probable es que el español ligue su futuro al equipo francés. La escudería es investigada por poseer información de McLaren.

El Consejo Mundial de la Federación Internacional del Automóvil se reunirá hoy para resolver si Renault cometió espionaje, en el caso en el que se investiga a la escudería por presunta posesión de información confidencial de McLaren, asegura este jueves el diario español El País

La resolución que tome el organismo será decisiva para el futuro de Fernando Alonso: si Renault no es sancionado, es probable que ligue su futuro a la escudería francesa por dos años y un tercero condicional, a pesar de que preferiría firmar una temporada.

Esta posibilidad abriría la puerta de McLaren a Heiki Kovalainen; en caso contrario, Alonso podría acabar en Honda o Toyota, y De la Rosa en McLaren.

La decisión de Alonso condiciona el futuro de Giancarlo Fisichella, que vino compitiendo con Renault y ayer se entrenó en Jerez con un Force India. "Me ofrecen un proyecto interesante; he probado con ellos para tener otras opciones de futuro".

El Consejo deberá definir si la compañía infringió el artículo 151 del reglamento de la máxima competencia del automovilismo y es susceptible de ser sancionado por poseer documentos confidenciales de McLaren en sus computadoras.

Desde Renault consideran que no serán multados pero desde la competencia exigen una sanción similar a la que ellos recibieron por espiar a Ferrari: 72 millones de euros y la pérdida de los puntos del Mundial de constructores.

Según el diario El País de España, el director de la escudería declaro que lo suyo " no es un caso de espionaje".

Para demostrarlo, marcan las diferencias entre su caso y el de McLaren y Ferrari: "Aquí no hubo una sustracción fraudulenta y continuada de documentos de un equipo sino el fichaje de un técnico que había estado en McLaren y que se llevó información, algo bastante habitual".

Esta información ocupaba tres megas en 11 disquetes que el ingeniero Phil Mackereth se llevó consigo cuando dejó McLaren en marzo de 2006. Según el gabinete jurídico de McLaren, esta información fue introducida en el ordenador de la oficina técnica de Renault y estuvo a disposición de los ingenieros e incluso del Renault seven, grupo de sabios que analiza las cuestiones técnicas, hasta que el asunto estalló en septiembre de 2007.

McLaren afirma que se trataba de 33 archivos que incluían 780 dibujos -el mismo número de páginas del dossier que McLaren tenía de Ferrari- con especificaciones técnicas de los coches de 2006 y 2007. "Toda esta información era conocida por el equipo técnico y circuló por la escudería produciendo un claro beneficio y una ventaja ilegal", aseguran los abogados de McLaren.

En Renault afirman que muchos de estos documentos eran obsoletos y que fueron eliminados de los ordenadores en cuanto se descubrió su existencia.

"No escondimos nada", dice Briatore. "Abrimos nuestro sistema informático a la FIA y a McLaren para que vieran de qué se trataba. No nos escondimos, pero nadie pareció interesado en el asunto. No vinieron a investigar. No copiamos nada en nuestros coches".

En Renault afirman que el caso no es comparable al de McLaren y Ferrari y confían en que la amistad de Briatore con Max Mosley, presidente de la FIA, y con Bernie Ecclestone, patrón de la F-1, sea determinante. El director de Renault siempre apoyo los planes técnicos de futuro de Mosley y tiene muchos negocios conjuntos con Ecclestone. Y, según algunas informaciones, ambos le dieron garantías de que no ocurrirá nada irreparable.
Opiniones (0)
11 de Diciembre de 2016|08:49
1
ERROR
11 de Diciembre de 2016|08:49
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic