Deportes

Habría libertad de acción para los jugadores del Pladar

Los dirigentes de la URBA le pondrían fin al conflicto, permitiendo que los rugbier remunerados participen esta temporada en sus equipos.

Después de meses de incertidumbre y desconcierto, de la sucesión interminable de reuniones, el agitado conflicto en el rugby de Buenos Aires encontraría quietud, al menos por esta temporada. En la traumática aceptación de los jugadores que forman parte del Pladar, el programa de alto rendimiento instaurado por la UAR y por el cual los involucrados reciben una remuneración (2300 pesos), la Unión de Rugby de Buenos Aires (URBA) cedería su restricción, y este grupo de rugbiers, entonces, podrán representar a sus clubes en el certamen local, cuya inauguración es el 1° de mayo. 

¿Qué ocurrió para este vuelco repentino? Primero hay que enunciar que la URBA tenía previsto para el miércoles próximo una asamblea para tratar la siguiente propuesta: aceptar (con mayoría simple) que jueguen los chicos del Pladar hasta el 31 de diciembre de 2012 o, directamente, rechazar la inclusión de los "jugadores profesionales". En dicho cónclave se pretendía ponerle punto final a este tema que, en verdad, ya no resistía más postergaciones. 

Sin embargo, en las últimas horas, un grupo de alrededor de 30 presidentes de clubes -entre los cuales se unieron los que estaban a favor y en contra del Pladar-, le acercó al Consejo Directivo bonaerense un pedido para cambiar el orden del día de la mencionada asamblea, para promover una decisión consensuada: dar el sí a los jugadores del Pladar y habilitarlos hasta el 31 de diciembre de 2010, pero les pedirían que no cobren el sueldo como tales, sino que se utilice la figura de beca, la misma en la que tiene que ver la Secretaría de Deportes. 

Entonces, aún se espera escuchar cuál será la resolución que tome el Consejo Directivo -hoy al mediodía habrá una asamblea extraordinaria-, pero se presume que aprobará esta propuesta, y así, los rugbiers que estaban bloqueados quedarán liberados para vestir los colores de sus clubes. De esta manera, se llegaría a una solución pasajera, además de que corresponde fijar una nueva fecha para la asamblea que iba a efectuarse el 28. Demorar una resolución definitiva sobre cómo pueden convivir el profesionalismo y el amateurismo hasta fin de año no es más que seguir dilatando un paso que desde hace muchos años se espera; también no hay que dejar de considerar que en 2011 se realizará la Copa del Mundo y que proliferará la actividad internacional para los distintos seleccionados. 

Vale indicar que este inconveniente solamente se presenta en la órbita de Buenos Aires, pues si bien el Pladar es un programa de carácter nacional, únicamente la URBA estaba en contra de que en sus equipos hubiera jugadores que perciben dinero por practicar este deporte, tal como determina el estatuto. Y por supuesto que los jugadores, incluso los compañeros de los afectados, no ven como algo comprensible que a los del Pladar se les impida ser parte de sus planteles. 

De levantarse la prohibición, quedarán a disposición de sus entrenadores varias figuras de los Pampas XV que intervinieron en la Vodacom Cup; en esta lista se incluye a Santiago Fernández y Belisario Agulla (del tetracampeón Hindú); Agustín Figuerola (CASI); Miguel Avramovic, Miguel de Achával y Santiago González Iglesias (de Alumni); Nicolás Bruzzone y Tomás Leonardi (del SIC); Agustín Gosio y Esteban Bustillo (de Newman); Mauro Comuzzi (Pucará); Agustín Creevy (San Luis); Gastón De Robertis y Francisco Merello (de Regatas); Juan Pablo Estellés (Atlético del Rosario); Francisco Albarracín, Mauricio Guidone y Guillermo y Tomás Roan (de La Plata), y Benjamín Urdapilleta (de CUBA, aunque tiene una oferta para emigrar al Harlequins inglés). Antes de esto, unos cinco jugadores habían sido liberados por la UAR del Pladar; ellos son Martín Landajo (CASI), Ignacio Pasman (Champagnat), Ramiro Pacheco (Atlético del Rosario), Tomás Cubelli y Tomás Rosati (Belgrano). Y el rosarino Martín Rodríguez Gurruchaga continuará su carrera en Stade Français. 

• La comisión negociadora que unió posturas
En la URBA se había conformado una comisión negociadora (el G14) por el tema Pladar; en este grupo estaban involucrados los siguientes clubes: CASI, Hindú, Belgrano, SIC, Alumni, CUBA, Champagnat, La Plata, Lomas, Buenos Aires, Manuel Belgrano, Pucará, Newman y GEBA

Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|02:31
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|02:31
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic