Deportes

El mundo despidió a Juan Antonio Samaranch

España y el mundo despidieron este jueves al ex presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Juan Antonio Samaranch, al son de la canción emblemática de Barcelona-1992 "Amigos para siempre", mientras miles de personas pasaron por su capilla ardiente. Los reyes de España, presidieron por la tarde un emotivo funeral por el presidente de honor del COI en la catedral de Barcelona, con una misa celebrada por el arzobispo de Barcelona y al que asistieron altas autoridades nacionales y locales.

Además de la pareja real española, se encontraban sus hijas las infantas Cristina y Elena y la infanta Margarita, hermana del rey, así como el príncipe Alberto de Mónaco y Constantino de Grecia, miembros del COI.
  
"Samaranch cambió todo, hizo de los Juegos lo que son hoy, la primera competición deportiva del mundo", dijo el presidente del COI, Jacques Rogge, durante un acto institucional previo a la apertura al de la capilla ardiente de su antecesor, instalada en el Palau de la Generalitat, sede del gobierno regional de Cataluña en Barcelona (noreste).
  
Por la mañana, el féretro con el cuerpo de Samaranch había llegado sobre las 10h00 locales (08h00 GMT) a la plaza de Sant Jaume, donde se encuentra la sede del gobierno catalán, y trasladado al son del himno olímpico hasta la sala de Sant Jordi donde quedó instalada la capilla ardiente.
  
La hija de Samaranch, María Teresa, depositó una rosa roja sobre el féretro de su padre, cubierto con la bandera olímpica y rodeado de varias coronas de flores, entre las que figuraban dos enviadas por el presidente cubano, Raúl Castro, y su hermano Fidel.
  
"Nos ha dejado un coloso del deporte y del olimpismo moderno, y un español universal", afirmó el heredero de la Corona española, el príncipe Felipe, presente en el acto de homenaje a Samaranch, junto a su esposa, Doña Letizia, y su hermana, la Infanta Cristina.
  
Junto a ellos, numerosas personalidades como el rey Constantino de Grecia, miembro del COI, el secretario de Estado para el Deporte español, Jaime Lissavetzky, o el presidente regional catalán, José Montilla, acompañaron a la familia de Samaranch.
 
También deportistas como el ex ciclista Miguel Induráin, el capitán del equipo de Copa Davis español, Albert Costa, o el ex tenista Emilio Sánchez Vicario, estuvieron presentes en el acto.
  
María Teresa Samaranch, tras agradecer en nombre de su familia las muestras de afecto recibidas, recordó que su padre "tenía dos familias".
  
"Nosotros éramos su familia próxima, la íntima, pero todos sabíamos que no éramos la única, su otra gran familia era el deporte y los deportistas", afirmó antes de pedir que, siguiendo los deseos de su padre, el acto finalizara con las notas de un tema "que siempre le había encantado" que fue la canción "Amigos para siempre".
 
 La canción emblemática de los Juegos Olímpicos de Barcelona-1992, el logro más querido de Samaranch, que siempre quiso que su ciudad natal albergara unos Juegos, resonó en la sala de San Jorge, poco antes de que la capilla ardiente quedara abierta al público sobre las 12h00 locales (10h00 GMT).
  
Desde ese momento, una fila incesante de personas, que se habían congregado desde la mañana para dar su último adiós al barcelonés más universal.
  
"Estoy muy triste por la muerte de Samaranch, pero estoy contenta porque pude entregar el ramo a su hija", dijo a la AFP, la joven china Cheng Cheng Li, mientras que Jordi, de 40 años, recuerda que "le debo a Samaranch la experiencia de haber sido voluntario y de tener algo para contar con orgullo a mis hijos y luego lo haré a mis nietos. Le debemos los Juegos".
 
 Como ellos, miles de personas despidieron a Samaranch hasta que sus restos fueron trasladados a la catedral de Barcelona.
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|12:36
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|12:36
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic