Deportes

La estrategia innovadora y sin precedentes de Maradona

Mucho se habla por estos días de la lista de jugadores que el entrenador Diego Maradona deberá entregar a la FIFA con los 23 nombres que lo acompañarán al Mundial de Sudáfrica. Y, como si se tratara de una película de Alfred Hitchcock, Maradona puso aún más incertidumbre al revelar que tiene "20 de los 23 nombres definidos". Pero no fueron las únicas novedades de esta semana, ya que pese a esto, el "Diez" ya armó el escrito de 30 jugadores que se entregara a la FIFA como "lista de liberación" el próximo 10 de mayo.

Mucho se habla por estos días de la lista de jugadores que el entrenador Diego Maradona deberá entregar a la FIFA con los 23 nombres que lo acompañarán al Mundial de Sudáfrica.

Y, como si se tratara de una película de Alfred Hitchcock, Maradona puso aún más incertidumbre al revelar que tiene "20 de los 23 nombres definidos".

Pero no fueron las únicas novedades de esta semana, ya que pese a esto, el "Diez" ya armó el escrito de 30 jugadores que se entregara a la FIFA como "lista de liberación" el próximo 10 de mayo.

¿Qué es esto? Es un preseleccionado del que saldrán los 23 jugadores que a partir del 1 de junio -límite para entregar la lista definitiva- ya serán parte del primer Mundial en suelo africano.

Pero más allá de todo esto, Maradona -como para no perder su estilo- dejó abierto otro debate al confirmar que el 12 de junio ante Nigeria en Johannesburgo saldrá a la cancha con una estrategia innovadora y sin precedentes cuando se habla de la Selección argentina.

"Creo que voy a jugar con cuatro centrales en el Mundial. Probé con muchos laterales, con (Javier) Zanetti, con (Emiliano) Papa...

Y terminé con Otamendi, Demichelis, Samuel y Heinze, porque ellos me dan garantía atrás", justificó el entrenador albiceleste.

En la historia de la Selección dentro de los Mundiales modernos, cuando la táctica pasó a predominar por sobre la técnica individual, todos los equipos que llegaron a la etapa final tenían, al menos, un lateral nato entre sus defensores.

Es más, si se toma como punto de inflexión el Mundial 1978 en la Argentina, también podríamos rememorar la defensa albiceleste en Alemania 1974, que contó en la mayoría de los partidos con Enrique "Quique" Wolff y Francisco "Pancho" Sá por los extremos de la defensa.

En la Copa del Mundo que ganó por primera vez la Argentina, el DT César Luis Menotti se inclinó por Jorge Mario Olguín, que sí era un central devenido en marcador de punta derecho, y Alberto Tarantini, más acostumbrado a la función de lateral.

En España 1982, el mismo entrenador mantuvo a la defensa que buenos réditos le había dado cuatro años antes, aunque esta vez la apuesta no tuvo el mismo final.

La llegada de Carlos Salvador Bilardo al banco de la Selección motivó un cambio estratégico, ya que en el arranque de México 1986 presentó un esquema con tres defensores centrales y dos laterales-volante, aunque con el correr de los partidos mutó hacia un 4-4-2.

Con esa táctica, con la que jugó la final ante Alemania, Bilardo colocó por las bandas a José Luis Cuciuffo, mientras que por izquierda alternaron Julio Olarticoechea y Oscar Garré.

Cuatro años más tarde y con el galardón de campeón, Bilardo colocó en el debut de Italia 1990 ante Camerún cinco centrales, pero la derrota por 1 a 0 llevó a volver a su mejor esquema, lo que lo llevó nuevamente a la final de un Mundial.

Con Olarticoechea y Pedro Monzón como marcadores de punta, teniendo su reemplazo natural en José Serrizuela.

El esquema madre del fútbol (como muchos llaman al 4-4-2) volvió a aparecer en Estados Unidos 1994, con Alfio Basile en el banco.

Más preocupado por cómo distribuir a todas las "figuritas" que tenía del medio para adelante, Basile no anduvo con vueltas y plantó por las bandas a Fernando Cáceres y José Chamot, que a pesar de no tener la velocidad propia de los laterales conocían bien el puesto por cumplirlo en sus clubes.

Daniel Passarella fue el DT que en Francia 1998 volvió a colocarle a la Selección la idea de dos marcados de punta con proyección para acompañar y abrir huecos a los mediocampistas.

Nelson Vivas, Javier Zanetti, Mauricio Pineda y José Chamot alternaron la posición de laterales durante los cinco partidos que la Selección disputó en esa Copa del Mundo.

La llegada de Marcelo Bielsa al seleccionado argentino rememoró los primeros pasos de Bilardo en 1986, ya que para Corea del Sur-Japón 2002 armó un aceitado esquema 3-5-2, con el que terminó pagando caro la falta de variantes.

Con Diego Placente, natural marcador de punta, devenido en stopper, Bielsa colocó por las bandas a Zanetti y Juan Pablo Sorín, quienes le entregaban verticalidad pero sufrían cada vez que debían volver a sus posiciones.

Cuatro años más tarde llegó Alemania 2006, con José Pekerman en el banquillo y la vuelta, una vez más, al 4-4-2 con alguna modificación si se toma en cuenta que Juan Román Riquelme era el enganche en ese entonces.

Este fue el único Mundial en el que, circunstancialmente, cuatro centrales compartieron la línea defensiva, debido a que se trató en el último encuentro de la primera fase ante Holanda, con ambos equipos ya clasificados para octavos de final.

No obstante, ese puesto de "4" fue ocupado por Leandro Cufré, que en la previa del Mundial había estado en esa posición en su club, la Roma de Italia, por lo que llegó con conocimiento del puesto.

Igualmente, en los primeros juegos, Pekerman mandó por derecha a Nicolás Burdisso, central nato, y por izquierda sí a un lateral con todas las letras como Sorín.

Por los octavos de final ante México, Leonel Scaloni estuvo por derecha y Sorín por izquierda, mientras que ante Alemania, "Juampi" mantuvo su posición y el "4" fue Fabricio Coloccini.

Así planteadas las cosas, Maradona propondrá seguramente desde el arranque un esquema que no se vio en otras oportunidades para una Selección argentina. La apuesta está hecha, sólo falta que las cartas se tiren en la mesa y el destino decida su suerte.
Opiniones (1)
8 de Diciembre de 2016|21:24
2
ERROR
8 de Diciembre de 2016|21:24
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. ESTE INEPTO SE CREE QUE VA A LLEGAR A LA FINAL DEL MUNDIAL, CON LA MANERA DE JUGAR DE LA SELECCION NO CON KAKA, RONALDO, MESSI, PASAMOS LA 2da RUEDA. ES TAN INFELIZ QUE TODAVIA SE CREE QUE SABE ALGO DE CONDUCION, COMO SERA DE INUTIL QUE TUVO QUE ENTRAR PALERMO CONTRA PERU ¡¡PERU¡¡¡ PARA QUE CLASIFICARAMOS AL MUNDIAL. ES UN DROGON HIJO DE PUTA MALA LECHE, ENGREIDO Y MAL PARIDO ¡¡GRACIAS GRONDONA¡¡¡
    1
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic