Deportes

Caos en la venta de entradas para el Mundial

Miles de ciudadanos sudafricanos se disputaron los 500 mil boletos disponibles; un jubilado murió por un infarto y la policía local debió intervenir ante los forcejeos; "La última vez que hice una fila así fue cuando voté por Mandela", comentó uno de los compradores.

Un jubilado murió y la policía sudafricana debió intervenir en varios forcejeos que se produjeron en la fila de miles de ciudadanos locales que se disputaron los 500 mil boletos en venta para el Mundial de fútbol. 

Las colas comenzaron a formarse el miércoles por la tarde y la frustración se incrementó mientras muchos intentaban ingresar a las filas más adelante para conseguir una entrada, incluyendo algunas para la final del 11 de julio. 

La caída del sistema de computación rebasó la paciencia del público en algunos puntos de venta y el mal humor se desató. 

Eugene Opperman, portavoz de los Servicios Policiales de Sudáfrica en Gauteng, habló sobre un incidente ocurrido en Brooklyn Mall Pretoria, a unos 60 kilómetros de Johannesburgo, donde la fuerza utilizó gas pimienta para restaurar el orden. 

"Hubo empujones entre la gente y se decidió que la policía debía intervenir para controlar al público", comentó. 

En Sandton, en el norte de Johannesburgo, ciudadanos locales discutieron con la policía, que usó un vehículo para dispersar a la gente. 

Un hombre de 64 años habría sufrido un ataque mientras aguardaba en una cola en Ciudad del Cabo. Era el número 565 de la fila. 

Unos 120.000 boletos están disponibles para sudafricanos a 20 dólares, el precio más barato que se ha visto en Mundiales en años. 

Las ventas de entradas en Sudáfrica han estado debajo de las expectativas hasta el momento y la FIFA fue criticada por venderlas en un complejo sistema en en internet que aislaba a los hinchas con menores recursos de la posibilidad de comprar, ya que están acostumbrados a obtener boletos en efectivo y en días de partido. 

"Voy a besar mi boleto cuando lo tenga", dijo un hombre llamado Godfrey en el Maponya Mall, en el barrio negro más grande de Sudáfrica, Soweto. El hombre no quiso revelar su nombre completo porque no fue a trabajar para estar allí. 

"La última vez que esperé en una fila como esta fue cuando fui a votar por (Nelson) Mandela", agregó, recordando la elección ganada por el líder de raza negra que puso fin al apartheid en Sudáfrica en 1994.

Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|17:47
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|17:47
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic