Deportes

El Xerez de Gorosito venció al Atlético de Agüero

Los rojiblancos volvieron a mostrar una imagen muy por debajo de la que se espera y sucumbieron ante un Xerez que estuvo muy metido en el partido y que fue justo vencedor en el 2 a 1 final.

El Atlético de Madrid se inmoló ante el Xerez en el Vicente Calderón y perdió ante el equipo de Gorosito por un gol a dos sumando su décimocuarta derrota liguera. Los de Quique, que se despiden de buena parte de sus posibilidades de conseguir clasificarse para competición europea vía Liga, ofrecieron un imagen muy por debajo de la que se esperaba. Los colchoneros estuvieron faltos de ritmo durante gran parte del choque y en el tramo final se dio la imagen de ser un equipo desfondado.

Desde 1992, ante el Logroñes, los colchoneros no perdían ante un colista en su estadio. La de hoy es la séptima vez que caen ante un último clasificado en casa. Un remate de cabeza de Mario Bermejo, que dibujó una parabola imposible para De Gea, a los ocho minutos de partido adelantó al conjunto andaluz. Tan sólo cuatro minutos después, empató Forlán con uno de sus latigazos desde fuera del área que se coló por la escuadra izquierda de Renan. A falta de veinte minutos para el final, Armenteros remató de cabeza un balón colgado de Orellana para lograr el tanto que le sirve al Xerez para seguir agarrándose a la permanencia con uñas y dientes.

Partido de urgencias en el Vicente Calderón entre el Atlético de Madrid y el Xerez. Los locales, que llevaban cinco jornadas consecutivas ganando en su estadio y al que le urgía recuperar a Agüero (cinco partidos seguidos sin marcar), necesitaban según palabras de su propio técnico "enganchar dos partidos seguidos para pelear por Europa". En caso contrario el conjunto de Quique estaría obligado a centrarse en la Europa League y en la Copa del Rey. El técnico rojiblanco introdujo varios cambios en el once inicial respecto al que se enfrentó el pasado domingo al Espanyol. La sanción de Ujfalusi dio la titularidad en el lateral derecho a Valera. Perea volvió al eje de la zaga junto al ya fijo Domínguez. Pernía, como lateral zurdo completá la renovada defensa colchonera. Raúl García formó en la medular junto a Tiago en detrimento de Assunçao. Simao y Jurado como interiores y la vuelta al once de Agüero completaba la revolución de Quique. Ante ellos, un Xerez que ha experimentado una gran mejoría tras la llegada de Gorosito y que apuraba sus últimas opciones de permanecer en Primera. Renan y el juego aéreo basado en Bermejo eran dos de sus principales pilares.

Sorprendió que en los primeros minutos de partido ambos equipos mantuvieran un duro forcejeo por hacerse con la posesión del balon y el dominio del encuentro, ya que era algo que se antojaba obligatorio para el el Atlético. La pugna acabó antes de que se llegase al minuto diez del choque con algo que nadie esperaba, con un jarro de agua fría que dejó helado el Vicente Calderón. Una buena jugada iniciada por Orellana y que acabó con un centro desde la banda izquierda de Casado sirvió para que Mario Bermejo consiguiera su sexto gol de la cabeza de la temporada con un remate que dibujó una parabola imposible para De Gea. El tanto andaluz reactivó a su rival, que tuvo en un potente disparo de Agüero su primera oportunidad clara del partido, que aprovechó Renan para hacer gala de sus reflejos. Acto seguido, tan sólo cuatro minutos después del gol visitante, Forlán soltó uno de sus latigazos desde la frontal del área que se coló sin remedio por la escuadra izquierda de Renan devolviendo la igualada al marcador y tranquilizar a la inquieta parroquia del Manzanares.

Con el empate en el marcador el Atlético comenzó a mostrarse conservador y a la espera de acontecimientos ante un rival que estaba más metido en el partido debido a la necesidad impepinable que tenían los de Gorosito de pelear todos y cada uno de los puntos hasta el final en su intento desesperado de eludir el descenso. A medida que avanzaban los minutos, ambos contendientes se aproximaron en contadas ocasiones a las inmediaciones del área rival con la misma mala suerte. La extramotivación del equipo andaluz fue capaz durante la primera mitad de solapar la mayor calidad de los jugadores del Atlético de Madrid. Jugar con fuego era lo que hacía un blando conjunto local ante un Xerez que jugaba una o dos velocidades por encima de los hombres de Quique. Tampoco faltó la polémica en el primer acto con un disparo de Tiago que golpeó de forma involuntaria en el brazo de un zaguero rival y que Teixeira Vitienes pasó por alto. Tan sólo en los últimos minutos antes del descanso, el equipo de Quique mejoró su imagen y fue capaz de encerrar en su área a los de Gorosito.

La reanudación del partido coincidió con un peligroso disparo de Agüero que se perdió fuera por poco. El conjunto rojiblanco comenzó mejor que su rival en la segunda mitad y obligó al Xerez a replegarse y esperar muy juntos atrás la opción de salir a la contra. Con el paso de los minutos el dominio local se acabó disolviendo como una aspirina en un vaso de agua. Los andaluces, que supieron leer en todo momento a la perfección el encuentro, apretaron el acelerador a la vez que el Atlético reducía de marcha. A Quique no le gustaba lo que veía y comenzó a introducir variantes en su equipo, Simao se retiró para dejar su sitio a Reyes. El ritmo de partido era excesivamente lento y eso perjudicaba a ambos equipos, a ninguno de los dos les valía ese resultado para acercarse a sus objetivos. La entrada de Assunçao por Raúl García fue el segundo cambio rojiblanco mediada la segunda mitad. Los cambios del equipo colchonero no surtían efecto sobre el terreno de juego y el Xerez daba sensación de peligro cada vez que llegaba a la línea de tres cuartos. Calvo obligó a De Gea tras un lanzamiento de falta a emplearse a fondo para evitar el segundo gol visitante.

A falta de veinte minutos para el final del encuentro se confirmó lo que se pudo sospechar durante gran parte del choque. Un lejano saque de falta de Orellana colgado al área fue rematado con un perfecto cabezazo por Armenteros para adelantar de nuevo al conjunto de Gorosito en el luminoso. Con la ventaja en el marcador, el Xerez era consciente que tenía la victoria en su mano salvo un error defensivo o un destello de algunas de las estrellas de su rival. El conjunto andaluz se dedicó desde entonces a nadar y guardar la ropa para defender el resultado. Los minutos pasaron y el Atlético, muy desfondado, no fue capaz de aumentar su ritmo y no fue capaz de despertar para intentar al menos la igualada. El conjunto de Quique suma su décimocuarta derrota en la Liga, séptima en su estadio ante un colista (la última databa de 1992 ante el Logroñes), y se despide de esta forma de alcanzar puestos europeos por medio del campeonato liguero. El Xerez suma su sexta victoria de la campaña, no se da por vencido y se agarra con uñas y dientes a Primera.
¿Qué sentís?
1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%Satisfacción1%Esperanza1%Bronca1%Tristeza1%Incertidumbre1%Indiferencia
Opiniones (0)
5 de Diciembre de 2016|18:00
1
ERROR
5 de Diciembre de 2016|18:00
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016