Vino y arte, un buen maridaje en las bodegas mendocinas

Bodegas Viniterra inauguró la muestra del artista plástico sanjuanino, Carlos Gómez Centurión. Un numeroso grupo de invitados asistieron al cóctel de apertura, en el que además de deleitarse con las obras, lo hicieron con las distintas etiquetas que se degustaron. Mirá todas las fotos de los presentes.

Vino y arte se ha convertido en un maridaje que, cada vez más, suena y resuena entre los turistas que visitan Mendoza y entre mendocinos seguidores del enoturismo. Muchas casas vinícolas locales incorporaron, hace ya tiempo, este atractivo que conjuga y muestra las creaciones de nuestros artistas y la degustación de emblemáticos varietales.

Viniterra, luego de la apertura de su centro de degustación en el interior de su bodega de Luján de Cuyo, sumó a su programa esta interesante actividad y este fin de semana inauguró una nueva exposición de pinturas. Esta vez, del artista plástico sanjuanino Carlos Gómez Centurión.

Los invitados disfrutaron un mediodía espléndido en Viniterra.

Algunas de sus obras de la serie Digo la Cordillera conformaron esta exhibición que contó, además, con la curaduría y la colaboración de Julieta Gargiulo.

La muestra contó con la presencia de los dueños de casa: Cecilia Zunino y Adriano Senetiner, quienes gozan de excelente fama de anfitriones. Colegas del artista, sus familiares y amigos, periodistas, miembros del cuerpo consular, representantes de distintos organismos e invitados especiales completaron la lista de invitados al ágape de inauguración.

"Penca", una de las obras expuestas.
El artista. Carlos Gómez Centurión -tras su larga y fructífera búsqueda artística y luego de transitar mitos y leyendas de su tierra-, ha recalado en aquello que le es propio: la cordillera. "Con maternal generosidad, esa inmensa masa serpenteante vincula y acerca las provincias vitícolas argentinas, nutriendo con sus aguas de deshielo los valles cercanos, al sol donde anidan los viñedos", en palabras del autor.

Muestra solidaria. La exposición estará abierta, para todo público, hasta mediados de mayo y el dato interesante es que desde sus inicios, se pensó con un objetivo solidario: dar ayuda a "nuestros hermanos chilenos". Por eso, quienes estén interesados en visitarla, pueden asistir con un alimento no perecedero o indumentaria. Todo lo recaudado, se entregará al Consulado de Chile y desde allí se enviará al vecino país.

En Imágenes
Wildlife Photographer of the Year 2017
18 de Octubre de 2017
Wildlife Photographer of the Year 2017
Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
17 de Octubre de 2017
"Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México