Deportes

Xavi Hernández: hombre de pura filosofía culé

Nadie expresa mejor que Xavi Hernández la filosofía futbolística del Barcelona, esa del toque, el dominio del juego y la entrega colectiva, que se impuso el pasado sábado al "galáctico" Madrid.

Xavi nació el 25 de enero de 1980 en Terrassa, provincia de Barcelona, y con 11 años ingresó en "La Masía”, la escuela de futbolistas del Barcelona donde, allá por los años 80, el técnico holandés Johan Cruyff introdujo una manera revolucionaria de entender el fútbol.

En la filosofía de Cruyff, el equipo se construye desde el centro del campo, con mediocampistas ofensivos, que controlan el juego y hacen circular rápido la pelota.

Fue en este sistema que el de Terrassa aprendió a manejar el centro de la cancha teniendo como referente en el modelo de "4” -número que identificaba a los mediocampistas centrales del Barça- a Pep Guardiola, su actual entrenador, y director de orquesta del histórico "Dream Team”.

El joven catalán subió a primera en 1998 de la mano de Louis Van Gaal y, cuando Pep se marchó al Calcio, tomó las rienda del equipo.

Con Frank Rijkaard se convirtió en el "cerebro” indiscutido del Barcelona y la llegada de Guardiola al vestuario no hizo más que confirmarlo como el "arquitecto” del equipo.

El segundo capitán del equipo es también una de las voces más respetadas del Barcelona.

Habla claro, siempre con respeto y así lo hizo al defender hoy la supremacía del Barça frente al Real Madrid, reivindicando la filosofía de su equipo y el trabajo de sus compañeros, en especial, el "número uno” del mundo, Lionel Messi.

"No nos sentimos campeones, aún queda mucha liga, quedan partidos difíciles”, afirmó, no obstante, el mediocampista catalán, en medio de la euforia colectiva por la contundente victoria.

"Hemos dado un paso muy importante en la Liga ganando en el Bernabéu, nos da un plus de confianza y moral. Estamos muy eufóricos por haber ganado este partido. Son tres punto más, además del gol average, y la situación es muy buena, pero sabemos que aún quedan 21 puntos”, advirtió.

A pesar de la prudencia, Xavi aseguró que "el Barça fue superior al Madrid. Jugamos un buen fútbol, no extraordinario, pero hemos sido superiores en todo momento”.

Asimismo, destacó el "mérito extraordinario” de su equipo por haber ganado en el Bernabéu teniendo en cuenta el "esfuerzo económico” que hizo el conjunto blanco para contrarrestar los seis títulos conseguidos por el Barcelona el año pasado.

Según el mediocampista del Barça, autor de las asistencias en los dos goles de Messi y Pedrito ante el Real Madrid, lo más importante es "cómo lo hacemos, cómo ganamos, cómo jugamos, y que hay un filosofía clara”.

Pero también "es una satisfacción doble ganar con tanta gente de casa, y con este patrón de juego”, apuntó Xavi, que al igual que Puyol, Iniesta, Sergio Busquets, Pedrito, Bojan, y el propio Lionel Messi, se formaron en la "cantera” culé.

El Barça plagado de jugadores surgidos de las categorías inferiores y familiarizados con un juego colectivo, de toque, y control, se impuso al Real Madrid de los 200 millones de euros de Cristiano Ronaldo, Kaká (ausente en el encuentro) y Benzema, definido por su contundencia en el ataque, pero con problemas para funcionar en conjunto, como una maquina aceitada.

En ese sentido, el catalán cree que el equipo "hizo justicia” a su "filosofía de trabajo, al modo de jugar al fútbol, yendo al ataque y sin perder nunca la personalidad”.

Por otro lado, Xavi destacó el aporte del entrenador Pep Guardiola, quien "nos ha dado orden, disciplina, unos conceptos tácticos fantásticos.

Es un entrenador perfecto, extraordinario”. Entre los cambios que trajo Pep, su sucesor en la cancha señaló que se produjo un cambio de mentalidad en el equipo.

"Pep es muy valiente; siempre quiere ir al ataque, nunca pierde su filosofía de juego. La idea de los últimos años es ir a ganar al campo contrario, que es donde se sufre más. El Barcelona en los últimos años se lo ha creído más. Antes íbamos con sensación de miedo, y ahora vamos a ganar, con nuestro patrón de juego”, afirmó respecto al cambio de tendencia en los resultados del clásico.

Por otro lado, el referente del Barcelona destacó la labor colectiva del equipo e insistió que Messi es único, por lo que, "el que se compara con Leo queda retratado”, sostuvo en referencia al duelo con Cristiano Ronaldo.

"Mientras lo tenga a Leo delante tengo una referencia importantísima. Toca muchas pelotas, participa mucho, es capaz de marcar en cualquier momento, para mí es un placer. Tenerlo delante es fantástico”, añadió.

"Todos tenemos una responsabilidad hacia él, pero el que tiene la máxima presión es Leo, porque es el número uno”, subrayó Xavi.

Al sintetizar su forma de entender su rol en el equipo, el crack del Barcelona y elegido mejor jugador de la Eurocopa de 2008 -que ganó España- señaló que cree que "las individualidades salen cuando trabajas para el equipo. Yo dependo mucho de mis compañeros, mi juego es de combinación, triangulación, y, si piensas primero en el equipo, nunca te vas a equivocar”.

"El equipo está en un nivel fantástico, con ganas de ganar, conseguir más títulos. Estamos en una situación inmejorable, las sensaciones son muy buenas, pero aún no ganamos nada”, concluyó el emblemático jugador del Barcelona, figura clave en el decisivo clásico, que dejó a los catalanes (80 puntos) como líderes en solitario a siete fechas del final de la Liga española.
Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|08:04
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|08:04
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic