Deportes

La suerte de los campeones se alía nuevamente con Rossi

El italiano de Yamaha llegó a Qatar consciente de que sería una cita complicada por la eficacia de Stoner en esta pista, pero al final bien se puede decir que se alió con él la "suerte de los campeones".

El italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1) llegó a Qatar consciente de que sería una de las citas más complicadas de la temporada por la tremenda eficacia del australiano Casey Stoner y su Ducati en esta pista, pero al final bien se puede decir que se alió con él la "suerte de los campeones".

Stoner dominó en entrenamientos, como lo había hecho durante la pretemporada y, a pesar de diversos acontecimientos en los primeros giros de carrera, no tardó demasiado en ponerse al frente de la misma.

Lo que todo el mundo presagiaba se estaba produciendo. Stoner era líder y se marchaba en solitario en pos de su primera victoria de la temporada, pero esa seguridad en su superioridad fue la que le jugó la peor pasada posible.

Él mismo reconoció desde su taller que se había equivocado. El fallo humano le entregó en bandeja la victoria a su peor rival, a Valentino Rossi, quien aunque encontró una fuerte oposición en su compatriota Andrea Dovizioso sabía que el triunfo en Qatar era un regalo de oro, por lo inesperado.

En Qatar también quedó claro, a las primeras de cambio, que aunque no exista comunicación entre los talleres de Rossi y Lorenzo el español estará delante durante toda la temporada.

No pudo hacer los últimos entrenamientos del año pero dio lo mismo, puesto que Lorenzo, tercero en las pruebas oficiales de Losail supo sacar fuerzas de su debilidad para dejar en la estacada a todos sus rivales en las últimas vueltas y colocarse tras el campeón del mundo en el podio. Cerca, muy cerca.

Otro panorama se presenta, inicialmente, para Daniel Pedrosa. Su moto no va como debiera y eso quedó de manifiesto en la pista, tanto en entrenamientos como en carrera.

El conjunto chasis, motos y suspensiones de la Honda RC 212 V se retuerce como poseído cuando Pedrosa abre a fondo el acelerador y eso la hace muy difícil de pilotar en condiciones extremas.

Pedrosa cumplió como el gran campeón que es. Salió impecable y espectacular desde la tercera línea para llegar al liderato al final de recta, pero ahí ya fue otro cantar. Mantenerse al frente de la carrera fue misión imposible y ahora toca trabajar en su taller para conseguir una moto mucho más fiable y efectiva.

Su pilotaje es completamente distinto al de Andrea Dovizioso, que pudo acabar tercero sobre el podio, mientras que Pedrosa acabó en una lejana séptima plaza que le hizo apearse de la moto muy disgustado.

La nueva categoría de Moto2 ha demostrado ser un acierto.

La competitividad entre todos los participantes fue la nota predominante en Qatar y si en esta primera carrera venció el japonés Shoya Tomizawa, el español Toni Elías, lesionado en una mano y un pie de gravedad no hace ni dos semanas, dejó claro que será uno de los rivales más duros de batir cuando esté al ciento por ciento físicamente.

Mucho más claras parecen estar las cosas en el octavo de litro.

La superioridad de los representantes españoles no dejó lugar a la duda. Hasta cinco pilotos estuvieron en cabeza de la misma y cuatro acabaron copando esas posiciones al final de la carrera, por lo que los Sandro Cortese o Bradley Smith tendrán que espabilar si no quieren quedar fuera de combate a las primeras de cambio.
Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|19:29
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|19:29
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic