Deportes

Otra vez la violencia de los barrabravas presente

A punta de pistola, un grupo de barras irrumpió la concentración del primer equipo de Italiano, amenazó al plantel y le robó indumentaria de entrenamiento. Al futbolista Gustavo Britos le gatillaron en la cabeza.

La pérdida de la categoría enfureció a los barras de Sportivo Italiano, quienes este viernes desataron su furia y bañaron de miedo y caos la concentración del equipo "azurro" en el predio de Ezeiza.

El episodio transcurrió cercano a las 20, donde un grupo de entre seis y siete barras, irrumpió la zona de concentración del equipo de Julio César Toresani. En ese instante, los inadaptados amenazaron al plantel y los llevaron a los vestuarios.

Una vez allí, los barras insultaron a los jugadores por el descenso del equipo . Entre discusiones y gritos que iban subiendo de tono con el pasar de los segundos, los hombres, quienes serían de la segunda línea del bando de Italiano, desenfundaron las armas y amenazaron a los jugadores para que se saquen la ropa del club y se la dieran.

Los jugadores, para apaciguar las aguas, cumplieron y dejaron sus pertenencias. Aunque uno de los barras fue demasiado lejos. Se acercó a Gustavo Britos y, recriminándole la bajada de categoría, le gatilló en la cabeza.

Minutos más tarde, el grupo de inadaptados se retiró del lugar como si nada hubiese ocurrido , mientras los jugadores aun se miraban despavoridos por la horrible situación que habían pasado.

El presidente del club, Salvador D´Antonio, se refirió al hecho en un diario deportivo y sintetizó: "Llevo 15 años en el club y jamás tuve un problema como este. No tienen idea lo que es ganarse el pan laburando. Están totalmente desubicados. Hay una impunidad total y ellos la aprovechan".
Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|11:35
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|11:35
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic