La noche en que estalló Chacras

El ya archiconocido boliche “Vodoo” reinauguró su espacio para la temporada 2010 con las intenciones de ser el que lleve la posta en la movida nocturna mendocina. La fiesta fue increíble: un cóctel repleto de delicias, diferentes barras de originales tragos, la mejor música y hasta una invitada especial. Entrá en la nota y mirá la extensa galería de fotos.

La cita para los invitados ultra-vip fue a las 23 hs. Una gran cantidad de livings ubicados en las diferentes pistas esperaban a todos aquellos poseedores del codiciado precinto que los habilitaba a participar del esperado evento.

El catering, para destacar. Cazuelas, mini brochettes de carne y verduras asadas, empanadas, quesadillas, tablas de quesos, mini montados de mollejas y canapés de frutos de mar fueron algunas de las delicias que todos pudieron disfrutar. “Realmente, la comida es increíble. De excelente calidad, muy sabrosa y súper abundante. Le dije a mi novia que comamos algo antes de venir, porque generalmente en estas reaperturas viene mucha gente y no alcanzás a probar bocado… ¡Pero me equivoqué terriblemente!”, comentó uno de los invitados.

La pista principal, todavía a cielo abierto, repleta de habitués del boliche.

La llegada de los postres entusiasmó a todos. Minitortas de varios estilos (lemon pie, selva negra, pinos de dulce de leche y chocolate, cheese cake, tarta de frutos rojos, etc) que fueron furor: los mozos debieron transformarse en cuasi escapistas de los fanáticos de los dulces, para llegar a servir a todos los invitados, repartidos por el boliche.

Más que un boliche, parece un desfile. Ese fue el comentario de los varones presentes. La realidad mostró que a la platea masculina no le alcanzaba el tiempo ni los ojos para poder piropear y admirar a las chicas, que se produjeron especialmente para la ocasión combinando glamour, últimas tendencias y mucha seducción. 

María Luján, la invitada de honor, bromeó con el periodista de MDZ y jugó a improvisar una divertida sesión de fotos.

La joven del maletín. María Luján Telpuk, la ex agente de Seguridad Aeroportuaria que descubrió la famosa maleta del venezolano Guido Antonini Wilson con U$S 800.000 y ahora se transformó en actriz y vedette, fue una de las invitadas especiales.

La ahora “chica Playboy” lució un supersexy vestidito corto blanco que exaltaba sus atributos físicos. Simpática y divertida, la joven repartió besos, firmó autógrafos (algunos en insólitos lugares, como el pecho de sus admiradores) y se sacó fotos con todo aquél que se lo pidió.

Lookeadas. Mercedes de la Vega , Cinthia Rodríguez, Julieta Maya y Lu Báez.

Coctelería de primera. Las barras de tragos fueron el acierto destacado por muchos. Totalmente free para los invitados vip, mojitos, fernet, campari, whisky y energizante con espumante o vodka fueron los más pedidos. ¿El más loco? Un atractivo cóctel a base de pomelo que brillaba con un lumínico azul intenso, por el efecto de la luz negra.

Vamos a bailar… ¡Toda la noche! Media hora después de pasada la medianoche se abrieron las puertas para todos, y la gente comenzó a llegar a raudales. El dancing se extendió hasta que despuntó el alba, de la mano de clásicos de los 90, mucho punchi punchi y el ya instalado reggaetón.

 

En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial