Deportes

Estudiantes ganó en Perú y se subió a la punta del grupo

Por la quinta fecha del Grupo 3 de la Copa Libertadores derrotó por 2-0 a Juan Aurich en Chiclayo con goles de Gastón Fernández y Rodrigo Braña, este último con un remate de 45 metros.

Aparecieron el carácter y la clase del campeón. Si el último paso por Perú había dejado una fea imagen de Estudiantes -la dura derrota con Alianza Lima por 4 a 1-, el León la corrigió con una victoria clave en su objetivo de pasar a los octavos de final de la Copa Libertadores. El 2-0 sobre Juan Aurich, además de ubicarlo al frente del Grupo 3 -con un partido más que Alianza, ahora segundo-, lo dejó cerca de la clasificación, que definirá en la última fecha, en La Plata, justamente ante este último equipo incaico. Por lo pronto, el segundo puesto (además de los ocho primeros pasarán los seis mejores escoltas) lo tiene asegurado. 

Para Estudiantes el partido incluía el desafío extra de la adaptación a la cancha de césped sintético, que le demandó movimientos de último momento: la mayoría de sus jugadores, que no habían tomado precauciones, salieron a comprar calzado de fútbol de salón. Pero el equipo de Sabella se las arregló bastante bien. 




Funcionó el circuito entre Sosa, Verón, la Gata Fernández y Boselli, pero a Estudiantes le faltaba profundidad. Igual, tuvo los mejores acercamientos del primer tiempo. En uno, el centro de la Brujita en un tiro libre fue bajado de cabeza por Boselli y Cellay estuvo cerca. Y en el final, Sosa no pudo acomodarse para rematar un muy buen pase de cucharita de la Gata. A los locales, previsibles, los contuvo sin problemas la defensa Pincha. 

Que Sosa estaba jugando muy bien fue evidente en el primer tiempo pero se ratificó apenas comenzado el segundo. Estudiantes se puso en ventaja con una fantástica jugada suya en el área peruana: en tres toques, pura lucidez y precisión, se sacó de encima a dos rivales y dejó solo a Gastón Fernández, que definió. No había nada para discutir en el 1 a 0, pero faltaba lo mejor: el golazo de Braña. El volante robó una pelota en el medio campo, vio adelantado a Morales y desde allí despachó un derechazo sensacional para el 2-0. Rúbrica de una victoria irreprochable, porque los peruanos, pura impotencia -sufrieron dos expulsiones-, ya no tenían nada por ofrecer. 

Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|20:06
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|20:06
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic