Deportes

Marcus Gronholm se retiró del rally con un subcampeonato

El día de la consagración de su rival, Sebastien Loeb, el finés Gronholm le dijo "adiós" a una categoría que lo tuvo como protagonista por mucho tiempo.

El finlandés Marcus Gronholm se retiró este domingo sin hacer ruido en Gales, llevándose en el bolsillo una segunda plaza en el Rally de Gran Bretaña y su segundo subcampeonato mundial de rallies tras rendirse ante Sébastien Loeb.

A sus 39 años, el gran Marcus disputó hasta el final el Mundial WRC al insaciable Loeb pero no pudo evitar que el francés se impusiera por cuarta vez consecutiva.

El piloto finlandés, campeón del mundo en 2000 y en 2002, se va con el consuelo de haber dado dos títulos de constructores seguidos a Ford, una escudería a la que llegó en 2006. Dos veces también ganó el famoso RAC, en 2001 y en 2006.

Ahora, Gronholm regresará a Inkoo con su mujer y sus tres hijos. Este fin de semana en los bosques galeses, un grupo de amigos y vecinos suyos se paseaba por las especiales - y al anochecer en los pubs - con una bandera con los colores del pueblo de Marcus.

"Es su última carrera, teníamos que estar aquí", decía su amigo Kary, que viajó a Gales junto a su hijo Wille y vive en una granja a apenas dos kilómetros de la de Marcus.

Gronholm contaba desde 1995 con su copiloto y cuñado Timo Rautiainen. La brillante carrera de Marcus, que disputó sólo 25 rallies WRC en sus primeras diez temporadas, tardó en arrancar: su primera victoria llegó en 2000 en Suecia al volante de un Peugeot 206 WRC.

Después llegaron otras victorias, siete de ellas en Finlandia, un récord absoluto, y sobre todo las dos coronas mundiales.

Su 30ª y última victoria la logró en agosto pasado en Nueva Zelanda: tres décimas de ventaja sobre Loeb después de un rally antológico, como lo fue esta temporada 2007, que entrará seguramente en los anales de la historia del rally.

La antigua promesa del motocross finlandés deja el mundillo del WRC con 30 victorias en 150 rallies. "Te vamos a echar mucho de menos, por todo lo que has dado a nuestro equipo. Puedes volver cuando quieras, basta con que llames a mi puerta", dijo Malcolm Wilson, el patrón del equipo M-Sport.

"Por el momento, no está a la orden del día", respondió Gronholm poco después, entre dos bocados de una hamburguesa bien merecida. Luego se marchó para tomar su avión de regreso a Finlandia.

El Gran Marcus se retira y Loeb pierde un rival excepcional, un piloto inmenso.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
2 de Diciembre de 2016|19:21
1
ERROR
2 de Diciembre de 2016|19:21
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016