Deportes

Sudáfrica aguarda con orgullo el comienzo del Mundial

"Empaquetado con orgullo", asegura una leyenda impresa en inglés al pie de los sobrecitos con sal y pimienta que el personal de a bordo entrega a los pasajeros en los vuelos de la aerolínea sudafricana junto al almuerzo o la cena para que condimenten su comida.

En Sudáfrica, una cautivante nación que alberga a más de 48 millones de almas, negros, blancos y mestizos aguardan con ansiedad el inicio del certamen, en el que buscarán demostrar al mundo entero que están en condiciones de organizar un torneo de semejante magnitud.

"Es una cuestión de imagen, de liderazgo continental y sobre todo de orgullo. Ellos quieren decir, `Cumplimos, no creían en nosotros, pero nosotros podemos hacerlo`. Es un gran desafío para ellos y están muy entusiasmados", afirmó el embajador de Argentina en Sudáfrica, Carlos Sersale.

En diálogo con periodistas argentinos invitados a este país africano con vistas al inicio del Mundial, el diplomático indicó, además, que la competencia representará un crecimiento del 0,5 por ciento del Producto Bruto Interno (PBI) para la nación, en la que residen millones de pobres.

Para los trabajadores negros de las granjas del distrito de Cape Winelands, por ejemplo, cerca de Ciudad del Cabo y una de las regiones más ricas del país, la Copa del Mundo no significará necesariamente una oportunidad única para emerger de la pobreza o la indigencia.

Quizá la vida de todos ellos continúe siendo tan precaria como hasta ahora después del torneo y acaben sus días recogiendo manzanas, peras, cebollas o uvas para elaborar uno de los mejores vinos del planeta a cambio de un salario básico que apenas les alcanza para subsistir.

Sin embargo, nadie les podrá quitar el orgullo de ser sudafricanos, negros y libres (a poco más de 15 años de la finalización del "apartheid") y de haber recibido en su tierra ala Copa del Mundo, que por primera vez en la historia se disputará en un país africano.

Como pudo comprobar Noticias Argentinas, a los peones de las granjas les encanta el fútbol y como sólo tienen dinero para comprarse un par de calzado cada tanto, suelen optar por botines y van a trabajar con ellos puestos, para luego irse a jugar un rato a la pelota al cabo de la jornada laboral.

Conocen realmente poco de Argentina. Prácticamente no saben ni dónde queda el país, aunque sí conocen a Lionel Messi, el astro internacional del Barcelona de España, y los más entrados en años, a Diego Maradona, lógicamente.

En general, los sudafricanos negros, además de alentar a la selección local, los Bafana Bafana, hincharán por Brasil durante el Mundial. A los blancos, en cambio, les gusta más Holanda, o incluso Argentina, aunque no son tan amantes del fútbol como los ciudadanos de color.

"Lo que nos gusta de Brasil es que cualquiera de sus once jugadores puede marcar goles. Tienen un estilo de juego único, muy vistoso, y por eso el fútbol de Brasil es tan popular en Sudáfrica", indicó Neliswa Nkani, directora de Turismo del distrito de Cape Winelands.

"En cambio, en Argentina, si Messi o (Carlos) Tevez no tienen
n buen partido, quién va a marcar goles", agregó Nkani, en diálogo con NA, durante un paso por viñedos de la región de Western Cape en el que ofició como guía.

Más allá de las diferencias sociales y económicas que existen en la población local, todos aquí están respirando fútbol por estos días y se preparan para disfrutar de un acontecimiento inolvidable, un Mundial repleto de orgullo sudafricano del 11 de junio al 11 de julio de este año.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|20:41
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|20:41
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016