El hombre y el vino, plasmados en el dibujo y la tinta de un artista mendocino

En el año de la celebración por las 4 décadas de su primera exposición, el pintor Martín Villalonga inauguró "Tinto... blanco, color", en la galería de arte del hotel Diplomatic. Algunas interesantes confesiones del artista, las fotos de sus obras y los invitados al cóctel, aquí.

Las obras del artista mendocino, en exposición
hasta el 20 de mayo.
Marzo, mes de Vendimia en Mendoza. Y justamente fue Vendimia la excusa y, a la vez, anfitriona para una nueva muestra de arte que tuvo al artista plástico Martín Villalonga y sus obras como protagonistas en la galería NDR, del hotel Diplomatic.

Tinto... blanco, color. Así, el pintor mendocino denominó a esta exposición que se realiza en el marco del ciclo Arte, con la curaduría de la licenciada Natalia Da Rold y que estará abierta para todo público hasta el 20 de mayo en el foyer del hotel, de Ciudad.

Las obras seleccionadas expresan la importancia que representa el color en la festividad y la luz como vitalidad. "Nada está quieto, todo se revitaliza; así se mostró Villalonga en Vendimia", comentó Natalia Da Rold, responsable de la sala y agregó, "algunas facetas que relacionan al hombre con el hacer y con el vino están reflejadas a través del dibujo, la tinta y la línea en creaciones de gran formato y, cada una de ellas, con una contundencia propia".

Cuarenta años con el arte. El 201o es un año importante para el artista. Cumple cuatro décadas desde su primera exposición y la inauguración de esta última muestra, fue propicio para celebrar tal aniversario.

Otra de las creaciones de Villalonga expuestas en el Diplomatic.
"Uno va descubriendo que el alimento que ofrecemos nos lleva mucho tiempo elaborarlo -comentó Villalonga ante los invitados- y no me refiero solamente a la capacidad de realizar algunas obras que ofrezcan dignidad a diferentes ojos, que no es poco; me refiero al llamado alimento del espíritu y que me gusta denominar estado de conciencia. Para mí el término arte vive íntimamente ligado al de conciencia".

María José Carrasco de Calvo y Cecilia Bug
de Altieri.

Momentos de confesión si los hay, expresó también sus principios de vida, anécdotas de su historia y algunas experiencias. "Esta actividad me ha enseñado a ser y no a querer ser, como me ocurrió al principio", dijo.

"La transmisión de un mensaje  puede continuar o terminar en el poder de recepción del espectador; la flexibilidad y la curiosidad deben ser de ambos".

Luego del recorrido obligado por los distintos rincones para apreciar en detalle la muestra, los invitados -entre amigos, seguidores del arte, colegas y familiares- compartieron una copa de vino de Bodega Vinorum, saludaron al maestro y aprovecharon la reunión para encontrarse.

Según Natalia Da Rold, "es una exposición destinada a seducir al huésped con sensibilidad hacia el arte y nuestra cultura, e incentivar el disfrute del público en general.

 

 


 

 

 

En Imágenes
Elecciones legislativas 2017
23 de Octubre de 2017
Elecciones legislativas 2017
Wildlife Photographer of the Year 2017
18 de Octubre de 2017
Wildlife Photographer of the Year 2017