Un kamikaze atacó de lleno en Mendoza

Este nuevo boliche suma una atractiva opción para los noctámbulos de la provincia. En su inauguración pasó de todo: música increíble, fuegos artificiales y mucho más. Entrá a la nota y mirá la galería con todas las diosas y los galanes que pulularon en una fiesta inolvidable. Además, dejá tu voto en la encuesta.

Marzo fue el mes elegido por Kamikaze Club para aterrizar en nuestra provincia. La reconocida disco chilena, que cuenta con boliches a lo largo de todo el país trasandino y que, año a año, es frecuentada por los mendocinos que eligen las playas del Pacífico llegó a Mendoza con una impactante puesta en escena y muchas novedades en materia de avances tecnológicos y sonoros.

Ubicada en el predio de un ex salón de fiestas en Chacras de Coria, el espacio cuenta con una pista central, un vip interior y una pista exterior también con un sector vip. Para lograr que todos puedan hacerse de su trago preferido, los responsables del lugar lo concibieron para que funcionen cuatro barras. La principal tendrá una longitud de 12 metros y estará ubicada en la pista central.

¡Qué pandilla! Lucas Pagella, Perro Rearte, Negro Etchegoyen, Leo Rodríguez y Rodri David.

Innovación y vanguardia. Una de las novedades más revolucionarias del nuevo boliche tiene que ver con el diseño del interior del local. Se ha instalado un nuevo sistema de iluminación que crea efectos 3D y se denomina The Anemix. Este complejo tecnológico crea atmósferas súper luminosas de intensos colores e ilusiones impresionantes.

“La idea es integrar la música, las luces y el diseño y conformar una totalidad lúdica; otorgar una excelente percepción de la arquitectura y el espacio y lograr un éxtasis en los sentidos”, explicó uno de los RRPP del lugar.

No faltó nadie. Toda la movida cool mendocina dijo presente en el grand openning. A las 23 se organizó un exclusivo ágape con un delicioso catering, que consistió en tablas de quesos y fiambres, finger food (tarteletas varias, canapés y pinchos de carne) y las tradicionales empanadas mendocinas. La organización abrió las barras y todos pudieron degustar sus tragos preferidos. ¿Lo más loco? Las tradicionales estrellitas con las que suelen jugar los más pequeños en Navidad y Año Nuevo fueron repartidas en masa e iluminaron el boliche con chispas por doquier. 

María Emilia Soler, Valentina Musutto, Lolo Linardelli, Inés Catalini y Martina Gaido. Un ejemplo de las diosas mendocinas que impactaron en la pista.

Vestidas para matar. El comentario de todos los chicos presentes fue el desparpajo y la producción de casi todas las mendocinas. Con la consigna de hechizar a los caballeros, las chicas se animaron a mini-shorts, micro-vestidos y escotes profundos que dejaron sin respiración a más de uno.

Bailar y bailar. El dancing y la buena música estuvieron garantizadas, pues las bandejas de Kamikaze Club fueron las del reconocido DJ mendocino Martín Guerrero -quien será el responsable, a partir de ahora, de hacer bailar a todos en la pista principal-. Allí el dance, la música tecno, el rock nacional y el reggaetón se unirán noche tras noche. Sin embargo, los amantes de la música electrónica no tienen nada que temer: hay un espacio reservado para ellos que contará con la visita permanente de prestigiosos dj’s de la Argentina y el mundo.

Esta nueva propuesta de Kamikaze se suma al espacio Kamikaze Bar, el cual funciona desde mayo pasado en nuestra provincia.

Los tragos, deliciosos. La calidad de la coctelería fue destacada por los presentes. Las cuatro barras explotaban al rojo vivo y los vasos se vistieron de diferentes colores según las preferencias: el amargo negro del fernet, el naranja shocking del campari o el elegante dorado del espumante con helado, entre otros, danzaban junto a sus dueños. Sin embargo, nadie se ponía de acuerdo en cuanto al trago predilecto por los mendocinos. Es por eso que te pedimos ayuda, y te invitamos a participar en esta encuesta:  

En Imágenes
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
20 de Septiembre de 2017
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'