El hijo de Sábato desvela la cara más humana del escritor en un documental

El cineasta Mario Sábato estrena hoy en Argentina el documental "Ernesto Sábato. Mi padre", en el que relata la "fuerte e intensa relación entre un padre y su hijo cuando uno está en el crepúsculo definitivo (98 años) y el otro empieza a asomarse al final de la vida (65)", afirmó en una entrevista concedida a Efe.

Buenos Aires. A través de un retrato íntimo y conmovedor, el hijo de Ernesto Sábato desvela en un documental la cara más humana y desconocida del reconocido escritor argentino, al que dedica un último adiós en vida.

El cineasta Mario Sábato estrena hoy en Argentina el documental "Ernesto Sábato. Mi padre", en el que relata la "fuerte e intensa relación entre un padre y su hijo cuando uno está en el crepúsculo definitivo (98 años) y el otro empieza a asomarse al final de la vida (65)", afirmó en una entrevista concedida a Efe.

"Es la imagen de un padre. Eso es lo central, la mayor fuerza y también la mayor debilidad, porque para el que espere un documental académico sobre la obra de uno de los grandes literatos de la lengua castellana, no es esta la película recomendada", admitió.

Su verdadero objetivo es escribir a su padre "una última carta", que ha tardado más de 50 años en filmar y que Ernesto (Rojas, 1911), a punto de cumplir un siglo de vida, apenas va a ser capaz de apreciar porque "está muy, muy viejo", reconoció su hijo.

A través de fotografías familiares, viejas filmaciones caseras y testimonios del escritor, Mario recorre los lugares que han marcado su vida, como su localidad natal o la residencia familiar de Santos Lugares, en la que el Premio Cervantes de 1984, que está casi ciego y desde hace varios años no se muestra en público, vive desde hace casi medio siglo.

"Vive recluido, lo tenemos entre algodones. Le evitamos todas las emociones fuertes, entre ellas ver esta película. Sólo vio los primeros 20 minutos, los que podía ver con cierta tranquilidad para nosotros", admitió.

"A veces pienso que se olvidó de morirse. No estoy seguro de que hubiera deseado vivir tanto tiempo", lamentó.

Con este trabajo, Mario no pretende ser objetivo ni recorrer los éxitos literarios de su padre, sino descubrir a una persona "muy distinta a la que todo el mundo cree que conoce".

"Yo no quise y no podía de ninguna manera ser objetivo. Es una historia que a mí no me contaron, yo la viví. Y como la viví la voy a contar. Estoy seguro de que va a haber muchas películas sobre mi padre, pero ninguna va a ser como ésta. Es la única que puede registrar realmente a la persona detrás del bronce", apuntó.

En su opinión, su padre es una persona "muy frágil, tímida, muy afectuosa pero con un pudor que lo acorraló casi toda su vida. Una persona muy necesitada de afecto pero con muchas dificultades para recibirlo".

"Tuvieron que pasar más de 55 años para que mi padre me dijera 'te quiero'. Sabiendo ambos que el otro le quería muchísimo, no lo decíamos jamás", confesó Mario.

La relación entre ambos fue "muy calabresa. Somos descendientes de pueblos muy duros, y durante muchísimos años, hasta hace relativamente poco, los sentimientos no se expresaban. Si había algo que tuviese alguna importancia, se decía por carta. Para todo, para las peleas, para las reconciliaciones, para los afectos. El pudor era implacable", admitió.

Debido a esto, Mario cree que a su padre "le vino muy bien esa especie de estatua que hicieron de él, porque ahí se pudo esconder".

El propio Ernesto, autor de éxitos literarios como "El Túnel" y "Sobre Héroes y Tumbas", confesó en cierta ocasión que el arte le salvó del suicidio.

Pese a su carácter frágil y retraído, su hijo no duda en alabar los valores básicos que le transmitió "muy férreamente con el ejemplo", como "la honestidad absoluta, la solidaridad, la lucha por la justicia y la rebelión ante la injusticia, o que los demás le importen a uno más que uno mismo".

Además de su don literario, Ernesto Sábato es reconocido por su firme compromiso ético y por su permanente defensa de los derechos humanos.

El documental, aparte de las declaraciones del escritor, algunas de ellas filmadas hace décadas, incluye testimonios de los recientemente fallecidos Raúl Alfonsín, ex presidente de Argentina, o de la cantante Mercedes Sosa, con la que "siempre tuvo una relación muy afectuosa", comentó Mario.

Con este trabajo, además de despedirse de su padre, quiere dejar "un álbum de recuerdo" para que sus nietos y bisnietos puedan conocer al auténtico Ernesto Sábato que se esconde detrás de sus libros.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
2 de Diciembre de 2016|14:53
1
ERROR
2 de Diciembre de 2016|14:53
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016