Platos de la Última Cena crecen con el correr de los años

Las porciones representadas en el arte han aumentado un 69% en los últimos 1.000 años. Esto fue revelado por un estudio que analizó el fenómeno. Las conclusiones del trabajo fueron publicadas en la revista "The Internacional Journal of Obesity".

De comida frugal a casi opíparo banquete. Las representaciones artísticas de la Última Cena han cambiado mucho a lo largo de la historia, según ha puesto de manifiesto un reciente estudio. Sus datos muestran que, en el último milenio, el arte ha aumentado el tamaño de las porciones que Jesús compartió con sus discípulos hasta en un 69%.

Para los autores de este trabajo, cuyas conclusiones se publican en la revista 'The Internacional Journal of Obesity', la clave de este considerable crecimiento de los platos radica en "el dramático incremento en la producción, disponibilidad, seguridad y abundancia de comida" experimentado en el último milenio; lo que también se habría reflejado en el arte.

Estos investigadores de la Universidad de Cornell (Reino Unido) llevaban tiempo dándole vueltas a una incógnita: "los tamaños de las raciones han aumentado mucho en los últimos años, pero ¿cuándo se inició esta tendencia?".

Para dar respuesta a esa duda, comenzaron a repasar la historia del arte en busca de representaciones artísticas y decidieron centrarse en la que probablemente es la comida más veces pintada: la Última Cena.

En total, analizaron 52 cuadros que representaban este pasaje de la Biblia realizados entre los años 1000 y 2000. A través de una técnica de imagen, compararon los tamaños relativos del plato principal, el pan y la vajilla empleada de cada pintura, entre las que se incluía el famoso cuadro de Leonardo da Vinci.

Los resultados de su trabajo pusieron de manifiesto que el tamaño de las porciones había aumentado un 69% en el periodo estudiado.

"El arte imita a la vida y los cambios [en la disponibilidad de alimentos] se han ido reflejando en las pinturas de la cena más famosa de la historia", ha comentado Brian Wansink, principal autor de la investigación, al diario británico 'The Guardian'.

Fuente: El Mundo.

¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
6 de Diciembre de 2016|16:57
1
ERROR
6 de Diciembre de 2016|16:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes