Deportes

F1: Bernie Ecclestone deberá afrontar un millonario divorcio

El dueño de la F-1 deberá pagarle 670 millones de euros a su esposa por su separación. Ambos vivieron juntos 25 años. La fortuna del magnate está valuada en 3.000 millones de euros. La demandante alegó el "comportamiento poco razonable" de su marido que le provocó "estrés y ansiedad".

Bernie Ecclestone, patrón de la fórmula 1 desde hace más de tres décadas, se mostraba pletórico en el reciente arranque del Mundial en Bahrein, aunque en esta ocasión sus motivos no estaban estrictamente relacionados con el negocio del motor, según publicó el diario El País.

"He pagado 670 millones de euros a mi ex mujer", declaró el multimillonario de 79 años a un diario británico, confirmando una cifra que, si bien suculenta, le permitió sortear quizá el divorcio más caro de la historia legal de Reino Unido.

Porque la fortuna del magnate roza los 3.000 millones de euros, según las estimaciones de la revista Forbes.

En marzo del año pasado, y después de 25 años de convivencia marital, un juzgado de familia de Londres sentenciaba el divorcio de Ecclestone y la ex modelo croata Slavica Radic, 28 años menor y madre de sus dos hijas, Petra y Tamara.

Lo inesperado y abrupto de su separación -la demandante alegó el "comportamiento poco razonable" de su marido, que le provocaba "estrés y ansiedad"- creó todo tipo de especulaciones sobre las demandas económicas de Slavica.

En virtud de la ley inglesa, Slavica podía reclamar la mitad de la fortuna de Ecclestone, pero además trascendió que ella detenta la titularidad del grueso de los bienes conjuntos.

A pesar de ser una habitual de la escena social londinense, la ya ex esposa no está registrada como residente en suelo británico, una artimaña que permitió a la pareja desviar las cuentas familiares hacia los paraísos fiscales de Liechtenstein y la isla de Jersey.

Radic, una mujer que a pesar de su fastuoso tren de vida siempre mantuvo los pies bien firmes en el suelo, aceptó finalmente un acuerdo que pudiera satisfacer a ambas partes.

"Creo que el dinero quedó más o menos repartido. No me molestaron. Yo sabía que ella sería muy justa con todo", declaró Ecclestone visiblemente aliviado.

El patrón de la fórmula 1 nunca descartó conseguir una reconciliación porque todavía se confiesa enamorado de Slavica, como volvía a revelar cándidamente días atrás, aunque la perspectiva no parece probable tras haberse sellado el pacto económico del divorcio.

Sus finanzas bien podrán encajar el desembolso acordado, pero él, bien armado del proverbial humor británico, bromeó sobre sus efectos: a partir de ahora, asegura, hará la compra en una famosa cadena de supermercados (Waitrose), que es la favorita entre las clases medias.

 
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|13:33
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|13:33
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes