Dumbo cumple 70 años y Disney lo festeja con la restauración del dibujo

El elefante más famoso de Disney cumple 70 años, y la factoría de dibujos quiso celebrarlo restaurando la maltrecha copia original para ofrecer al mundo un Dumbo lo más parecido a lo que concibió Walt Disney allá por 1940.

Según el diario El Mundo, la restauración de la película se convirtió en todo una aventura. El equipo encargado de la titánica empresa estaba capitaneado por tres pesos pesados de Disney: Joe Jiuliano (Director del Departamento de Películas y Vídeos); Sara Duran-Singer (Encargada de Postproducción); Y Dave Bossert (Director Creativo de Proyectos Especiales). Durante seis años trabajaron para restaurar digitalmente el negativo original, guardado en las cajas fuertes de la sección de cine de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos.

El negativo viajó en un camión refrigerado a California, donde durante seis meses se examinó fotograma a fotograma. "Escaneamos el original y creamos imágenes digitales para eliminar la suciedad y el polvo", asegura Dave Bossert, para quien esta labor fue como unas auténticas vacaciones por el cariño que siente a una de las películas que marcaron su infancia.

Los artesanos de Disney insisten en que no cambiaron nada de la película, ya que su verdadera intención era ver ’Dumbo’ tal y como lo hizo Walt Disney, con los colores originales. "Es como entrar en la Capilla Sixtina, quitar los andamios y eliminar todos los siglos de suciedad", dicen los restauradores.

La historia del elefante que sabía volar está repleta de anécdotas y problemas. ’Dumbo’ fue el cuarto largometraje de Disney y el más corto hasta la fecha -64 minutos-, costó 812.000 dólares, mucho menos que sus antecesores ’Pinocho’ y ’Fantasía’, ya que el magnate quería demostrar que se podía hacer una película con menos de un millón de dólares.

La principal razón del bajo presupuesto del filme fue que la factoría atravesaba por momentos económicos muy delicados debido a la guerra que asolaba Europa, por lo que apelaron al corazón de los espectadores con una historia sencillla que les garantizara rentabilidad segura, aunque el ataque de los japoneses a Pearl Harbour desvió la atención y cortó su escalada en la taquilla.

Lo curioso es que el propio Disney trabajó en la adaptación del libro, pero abandonó el proyecto por las presiones de su hermano. Mientras, los guionistas Joe Grant y Dick Huemer trabajaron durante seis meses por su cuenta hasta que le presentaron a Disney un ’storyboard’ que lo convenció para invertir en la historia.

El filme congregó a centenares de artistas, los dibujos que pintaron estos animadores cubrirían 48 kilómetros de autopista, y en total se compone de 91.648 fotogramas.
En Imágenes