Deportes

Racing salió de perdedor ante Boca

Gaitán abrió la cuenta para Boca pero Lluy empató para Racing y luego Hauche lo dio vuelta. El equipo de Russo logró el triunfo más importante desde que comenzó el campeonato. Mirá los goles.

Nicolás Gaitán puso en ventaja al equipo de la ribera, mientras que Braian Lluy y Gabriel Hauche le dieron la victoria a los de Avellaneda.

El partido se jugó en La Bombonera, con un flojo arbitraje de Pablo Lunati (no influyó en el resultado pero se equivocó en jugadas sencillas), y con esta victoria Racing espera por la suerte de los que pelean por el descenso para ver si sigue o no en promoción.

Boca terminó siendo un equipo sin alma, donde un flojo Federico Insúa fue el único que intentó hacer algo ante la ausencia del resto de sus compañeros.

Racing basó su victoria en la inteligencia de Claudio Yacob, la figura de la cancha, y en el buen partido que hicieron Pablo Lugüercio, Braian Lluy, Gabriel Mercado y Gabriel Hauche, más una defensa que aguantó todo en el segundo tiempo.

En el primer tiempo hubo dos partidos bien diferentes y marcados, porque en el cuarto de hora inicial fue todo de Boca, con un Juan Román Riquelme manejando los hilos del equipo, mucha movilidad en Gaitán y Martín Palermo, más un buen acompañamiento de Federico Insúa.

Sin embargo, los locales tardaron mucho en ponerse en ventaja, pese que el partido se jugaba en campo contrario y Racing no cruzaba la mitad de cancha.

Pero en la primera jugada que fue profundo llegó la apertura del marcador, luego de un pase en cortada perfecto de Riquelme para Gaitán, Matías Cahais habilitó a todos y Gaitán no perdonó.

Con la ventaja Racing se vio obligado a crecer y luego de recuperarse del golpe inicial, con un gran trabajo de Lugüercio, más el criterio de Yacob y la inteligencia con y sin pelota de Claudio Bieler, la "Academia” llegó rápidamente al empate.

Y el encargado de igualar el partido fue Lluy, de gran actuación, luego de un pase de espaldas de Bieler, y una buena definición cruzada ante la salida de Javier García.

A partir de ahí desapareció Riquelme, quien sólo volvió a decir presente en el encuentro con un tiro libre que pegó en el travesaño, y Boca si bien contó con un par de situaciones de gol fue superado por Racing.

Con las subidas de Mercado por derecha, con Lluy por izquierda, Yacob distribuyendo, y los puntas generando peligro, Racing comenzó a ser superior a Boca.

Esa superioridad la tradujo en ventaja sobre el final de la primera etapa, con un tanto marcado por Hauche, luego de una gran jugada de Lugüercio, quien le sirvió el gol al ex delantero de Argentinos Juniors luego de un desborde por izquierda dentro del área.

En el inicio del segundo tiempo el técnico de Boca, Abel Alves, metió mano en el banco de suplentes, sacando a un tibio Jesús Méndez y mandando a la cancha a Cristian Chávez, quien con su movilidad le dio otro ritmo a Boca.

Tanto fue así, que Boca le generó a Racing en cinco minutos cuatro situaciones para empatar, que por los aciertos de los defensores y la impericia para definir evitaron que todo siguiera como en el inicio del partido. Igual eso fue un espejismo.

Con el correr de los minutos, Boca se fue desesperando, porque no encontraba los espacios y con los remates de larga distancia inquietó a De Olivera, quien siempre se mostró seguro.

Y Racing se quedó, cuando tenía la contra a su disposición, sobre todo porque dos de sus mejores jugadores de la noche, Lugüercio y Mercado, tuvieron que salir de la cancha por distintas dolencias.

Los últimos minutos del partido encontraron a Boca tirando la pelota al área, donde Lucas Aveldaño y Matías Martínez se cansaron de rechazar balones ante la desesperación de toda La Bombonera, que pareció reprocharle todo a Insúa.

Alves tiró en la cancha a Viatri, sacó defensores, volantes de marca, pero este Boca no encuentra el rumbo y terminó perdiendo con Racing, que necesitaba más que nunca volver a sumar de a tres puntos.

 

En Imágenes