Deportes

Ruggeri revolucionó la concentración argentina con su llegada a Munich

Se sabía que Ruggeri iba a viajar a Munich, porque el propio ex jugador del seleccionado argentino lo había anunciado, pero igual su presencia cayó como un balde de agua fría, para unos, y una sonrisa de oreja a oreja para otros.

La llegada de Oscar Ruggeri al hotel donde se concentra el seleccionado argentino en la ciudad de Munich revolucionó todo, porque en el mismo lugar se encuentra el presidente de la AFA, Julio Grondona.

En la conferencia de prensa que brindó ayer Diego Maradona aseguró que no estaba al tanto de la posible llegada de Ruggeri, pero le aclaró que le parecía bien si venía.

Sin embargo Ruggeri afirmó que antes de viajar arregló su presencia en Munich con Maradona.

Pero antes que llegara Ruggeri, el titular de la AFA aseguró que a personas como el "Cabezón" había que tratarlas con "indiferencia".

"Estuve comiendo con Diego el jueves y arreglamos para venir", remarcó Ruggeri dejando en claro que su viaje a Munich hace tiempo que estaba organizado.

Mientras Ruggeri hablaba con la prensa, Grondona se encontraba en su habitación, sabiendo lo que iba a suceder en minutos.

"No tengo nada que opinar de lo que dijo Grondona, vengo a ver el partido y a saludar", se excusó Ruggeri cuando se lo consultó sobre la frase del titular de la AFA.

Cuando Télam le preguntó a Ruggeri si su presencia no era contraproducente a horas de un amistoso importante y faltando poco para el mundial, el ex jugador lo desestimó.

"Qué le va a hacer mi presencia al seleccionado: nada, si baja en este momento Messi ustedes me dejan mirando para otro lado", aseveró.

Luego, pese a que Grondona reiteró que no se sumará más nadie al cuerpo técnico argentino, Ruggeri sostuvo que todavía le quedan esperanzas.

"Por la Selección siempre mantengo la esperanza, pero vengo a ver el partido y nada más", concluyó.

Luego de su charla con los periodistas, Ruggeri subió a su habitación esperando reunirse con Maradona y a ese encuentro también se sumaría más tarde Claudio Caniggia.

Una hora después de la llegada de Ruggeri bajó al lobby del hotel Julio Grondona, quien de buen semblante se sentó en una de las mesas junto a familiares y otros dirigentes.

La postura de Grondona era de tranquilidad total, sabiendo que más allá de la presencia de Ruggeri, con el aval de Maradona, no le modificarán los planes.

Por estas horas sólo resta saber qué pasará cuando se junten Ruggeri y Grondona y si hay saludo.

También habrá que ver qué sucede con el encuentro entre Carlos Bilardo y Ruggeri, quien dio a entender que no tenía intenciones de saludar al técnico campeón del mundo en México 1986.
Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|23:14
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|23:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic