BMW corteja a Mercedes Benz

Por el mercado de los automóviles de lujo ha empezado a circular el rumor de que el Grupo BMW está estudiando la posibilidad de comprar un paquete importante de acciones de Daimler, propietario de Mercedes Benz, su eterno rival. ¿Será verdad que pasarán de enemigos a amantes?

Por el mercado de los automóviles de lujo ha empezado a circular el rumor de que el Grupo BMW está estudiando la posibilidad de comprar un paquete importante de acciones de Daimler, propietaria de Mercedes Benz, su eterno rival. Así lo cuentan, por ejemplo, en elmundo.es. En ningún momento se está hablando de una oferta pública de compra de acciones (lo se conoce como opa), ni nada parecido; sería muy difícil que BMW, con una capitalización bursátil de 25.658 millones de euros se hiciese con una empresa como Daimler que vale en bolsa 65.549 millones.

BMW trataría de hacerse con un paquete importante de acciones para intervenir en la toma de decisiones de Daimler con el objetivo de impulsar una alianza entre ambas para desarrollar juntos desde motores hasta componentes, y abaratar así los costes de producción de sus modelos. Algo similar, salvando las distancias, a lo que Porsche pretende hacer con el Grupo Volkswagen.

Para BMW sería relativamente sencillo entrar en el capital de Daimler y convertirse en un miembro de la empresa con capacidad de influir en su gestión porque la dueña de Mercedes no tiene ningún inversor de referencia destacado. El máximo accionista de Daimler es la oficina de inversiones de Kuwait, que tan sólo posee el 7%. Si Daimler decidiera ser ella la que compra una participación de BMW tendría más difícil influir en su rival puesto que el 46,6% de la marca está en manos de la familia Quandt.

El consejero delegado de BMW, Norbert Reithofer, ha reconocido que están estudiando la posibilidad de crear con algún rival una empresa conjunta en el área de la ingeniera para el desarrollo de automóviles. Esto es una señal del interés que tiene la compañía en forjar alianzas con otras marcas, una estrategia de la que hasta ahora ha obtenido unos buenos resultados.

BMW ha cooperado en los últimos años con PSA (Peugeot y Citroën) en el desarrollo y producción de una nueva familia de pequeños motores de gasolina. Desde 2006 se han equipado con ellos vehículos de las gamas bajas y medias de Peugeot y de Citroën, así como los últimos modelos de Mini. Pero para las marcas premium BMW y Rolls Royce una alianza con una marca generalista parece poco conveniente y poco fructífera. Las necesidades de creación y desarrollo de los coches de lujo son diferentes a los de automóviles de gran volumen.

La alianza más lógica sería con un fabricante de automóviles premium. Entonces aquí, las opciones para BMW son realmente muy pequeñas. Si se descartan por razones evidentes a los japoneses de Lexus y a Audi, al nivel de BMW tan sólo se queda Mercedes-Benz. Este matrimonio de conveniencia se antoja muy fructífero para ambas compañías. De hecho, ambas ya colaboran junto con General Motors en el desarrollo de motores híbridos.

Más que una entrada de BMW en el accionariado de Daimler, la mejor opción podría ser forjar entre ambos grupos una fuerte alianza más allá de colaboraciones puntuales. Una alianza que podría forjarse, por qué no, con el intercambio de acciones, al estilo de Renault y Nissan. Tanto BMW y Mercedes podrían seguir competiendo en el mismo segmento con estilos diferentes, tal y como hacen ahora ¿Se imaginan el resultado de juntar a dos de los grandes magos en la fabricación de automóviles?
Opiniones (0)
16 de diciembre de 2017 | 02:36
1
ERROR
16 de diciembre de 2017 | 02:36
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho