Deportes

Sudáfrica se renueva a cien días para el Mundial

El próximo 2 de marzo comenzará la cuenta regresiva para Sudáfrica 2010, cuando resten sólo 100 días para la competencia internacional. El país africano se “agiorna” y espera cambiar su imagen para el mes de junio.

Un carro avanza entre la multitud de Durban, una de las urbes que acogerá partidos del Mundial de fútbol de Sudáfrica de este año, pero se frena ante las obras de renovación que implican ser sede del torneo, para el que faltarán 100 días el martes 2 de marzo.
 
La montaña de arena que le impide avanzar marca el inicio de una zona de obras que tiene cinco kilómetros de largo y que está destinada a renovar la ciudad balnearia del sudeste africano, donde negros, blancos e indios se mezclan a diario, constituyendo un claro ejemplo de ciudad cosmopolita.

A falta de poco más de 100 días para el inicio del Mundial (11 junio-11 julio), los trabajadores de las obras se emplean al máximo para terminar la zona de paseo que unirá la playa de uShaka (nombre del célebre rey zulú) al nuevo estadio de Moses Mabhida, que recibirá una de las semifinales del evento.

Estas obras, cuyo valor estimado alcanza los 200 millones de rands (26 millones de dólares y 19 millones de euros), también incluyen la construcción de restaurantes y tiendas que darán al mar.

La mutación de Durban no sólo tendrá lugar por esas obras, pues el barrio del mayor puerto del continente africano, hasta ahora poco recomendable para pasear, ya se despidió de sus prostitutas y dio la bienvenida a comercios de lujo y apartamentos caros.
 
Un parque acuático, una galeria comercial y canales con góndolas dan un aire familiar a la zona, bautizada El Punto, situada en el extremo sur frente al mar.

Desafortunadamente, según los residentes, el proyecto de renovación olvidó incluir la carretera situada detrás del barrio, Point Road, que sigue siendo famosa por sus bandas y sus actividades ilegales.

"Hay una atmósfera de gánsters a la nigeriana", declara Donatella DAloisio, que pasó un año en la frontera entre las dos zonas, transformando una antigua comisaria en un café para una clientela que está a la última moda.

"Pero mis clientes son cada vez más optimistas sobre el Mundial, dicen que es posible mejorar el barrio", afirma.

Para cambiar la imagen del lugar, las autoridades han rebautizado la Point Road en Mahatma Gandhi Road, utilizando en nombre del líder indio que elaboró sus teorías pacifistas en Durban a principios del siglo XX.

Más allá de las obras, la capital de la provincia del KwaZulu Natal cuenta con sus temperaturas clementes para atraer visitantes en pleno invierno austral, sinónimo de tempreturas próximas a los zéro grados durante la noche en las ciudades situadas en lo alto de la meseta del país, como Johannesburgo.

Miles de aficionados, especialmente australianos, ya tienen previsto acampar en los patios de las escuelas -que cerrarán durante la competición- o en campos de cricket, con la esperanza de poder ir a pie al estadio Moses Mabhida, cuyo gran arco se ve desde muy lejos.
 
"Muchas personas utilizarán el paseo frente al mar, es una idea brillante", dice Donatello DAloisio. "Uno puede aparcar en uShaka y andar hasta el estadio", agrega.
Durban también ha invertido en una flota de autobuses para mejorar los transportes públicos y prevé la puesta en marcha de su nuevo aeropuerto el King Shaka International, el próximo mes de mayo.

Todas estas novedades suscitan el entusiasmo de los locales. "Una vez que termine la renovación, la ciudad de Durban será más bonita que Ciudad del Cabo y que el resto de ciudades de Sudáfrica", considera Raj Panday, de 32 años, consultor en Johannesburgo.
¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|07:30
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|07:30
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes