Primicias de una charla íntima y vendimial

La presentación de candidatas continúa en MDZ, y esta vez te mostramos un backstage de la producción de fotos que hicieron las reinas de La Paz y Maipú. A pesar del día nublado, Milagros y Melisa posaron dócilmente y respondieron la encuesta. Los entretelones, en esta nota.

Milagros Perucho y Melisa Di Betta son dos jóvenes mendocinas que sueñan, junto a otras 15 chicas, en transformarse en la nueva Reina Nacional de la Vendimia 2010. MDZ las convocó para continuar con las producciones de fotos que intentan mostrar una faceta veraz y descontracturada de estas chicas que aspiran al cetro que Delia Larrive Escudero esgrimió por vez primera en el año 1936. 

La imponencia de la fachada de Estancia Villa Rosa.

Un lugar de ensueño. Villa Rosa, la finca que abrió sus puertas para esta producción, resplandecía en elegancia campestre aún con el amenazador cielo nublado que tocó en suerte. El personal esperó a periodistas, reinas y coordinadoras con un suculento desayuno compuesto de masitas, medialunas saladas y un humeante café con leche recién preparado.

Utopía de niña. Ambas se emocionaron al momento de hablar de sus coronas departamentales. "Es un orgullo representar a la mujer paceña y al mujer mendocina. Viví con profunda emoción mi fiesta. Además soy de Desaguadero, la puerta de entrada a mi querida provincia", expresó Milagros. "Es una respuesta muy repetida, pero verdaderamente yo desde niña jugaba a ser reina vendimial y soñaba con saludar desde el carro. Es una meta cumplida". 

Las reinas departamentales opinaron sobre diversos temas sin tapujos.
 
Similitudes y diferencias. Milagros es una bella morocha, y Melisa una rubia angelical; pero sus diferencias no solo se perciben por el color de cabello. Las chicas se ubicaron en polos opuestos al opinar sobre el look vendimial.

Mientras que la representante de La Paz dijo que “la idea principal es sentirme cómoda con el maquillaje y el peinado. Siempre opino y digo lo que pienso en cuanto a lo que quieren hacerme”; la candidata de Maipú piensa que “no hay que discutir. Yo me metí en esto porque quise, y hay cosas impuestas, por lo cual las acepto como son”.

Las coordinadoras Julia y
Rosa, y una pose de reinas.
¡Muchachos, anoten! Milagros todavía no encuentra a su media naranja, y a pesar de que el corazón de la maipucina ya tiene dueño, ambas se animaron a dar indicios de las virtudes que debe poseer el varón que las pretenda. “Debe ser familiero, sincero, cariñoso y sobre todo muy trabajador”, dijo Melisa. La paceña destacó que la atrae “la simpatía, el buen humor, la honestidad y sobre todo, que sea un chico de buen corazón”.

Costó que ambas se animaran a revelar cuál es la parte del cuerpo que primero le miran a un hombre, porque ambas puntualizaban que la totalidad de la persona debía impactarles. Sin embargo, y luego de la insistencia periodística, se la jugaron: Maipú se decidió por los ojos y la expresión de la mirada, y La Paz confesó que le atrae “un buen par de manos masculinas”.

Reinas dixit. Para que vayas imaginando la personalidad de cada una de estas jóvenes, te dejamos un par de frases textuales que vertieron en la entrevista, a modo de estímulo hasta que lleguen sus encuestas completas.

La Paz: “Estudio trabajo social porque siempre me gustó trabajar con personas. Sostengo que las políticas públicas deben dejar de lado el asistencialismo y promover la autogestión en los ciudadanos”.

Maipú: “Con respecto a los comentarios groseros o violentos, me molesta la gente que opina, insulta o agravia desde el anonimato. Es una cobardía. Igualmente, no me importa mucho porque no soy muy amiga de la computadora”.    

En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial