Deportes

Vancouver 2010 recupera el optimismo tras cruzar el ecuador

Después de una primera semana en la que las críticas y los sinsabores dominaron los Juegos Olímpicos de invierno, los organizadores empiezan a respirar más tranquilos gracias a los elogios vertidos por el poder olímpico.

"Si la segunda semana es como la primera, serán unos muy, muy buenos Juegos", dijo a dpa el presidente del COI, el belga Jacques Rogge, aunque reconoció que el evento será recordado por la muerte del atleta georgiano Nodar Kumaritashvili en los entrenamientos del luge, hecho acaecido el mismo día de la ceremonia inaugural.

"Los Juegos serán siempre recordados por la trágica muerte. No la olvidamos, pero eso no deja de lado el muy buen esfuerzo hecho por el comité organizador", señaló el mandatario.

"Hubo pequeñas dificultades en el inicio, nada sustancial", añadió. Pero para el presidente, Vancouver está dando "deporte de primera clase, un público cálido y comprometido, una ciudad que es una fiesta durante toda la noche". "Podemos estar felices", aseguró.

No fueron tan brillantes hasta ahora para la prensa internacional, que consignó cómo los organizadores debieron gastar mucho tiempo en solucionar dificultades ocasionadas por el tiempo, así como problemas técnicos y de transportes o las protestas de la gente porque las vallas de protección alrededor de la antorcha olímpica en Vancouver no dejaban fotografiarse con el gran emblema olímpico.

Pero Gilbert Felli, director general para los Juegos Olímpicos del COI, respaldó las palabras de Rogge: "Estamos satisfechos con el desarrollo sereno de los Juegos y no hay razones para creer que los próximos ocho días no serán igual de serenos".

Felli destacó la habilidad del comité organizador (VANOC) para solucionar en no más de 24 horas problemas imprevistos.

Cualesquiera que hayan sido los inconvenientes iniciales sufridos por el VANOC, el propio deporte levantó el ánimo local al ganar Alexandre Bilodeau un rápido oro para Canadá en los moguls (baches), el primero conseguido por un canadiense en casa.

A partir de allí, la cita se envolvió con un entusiasmo y un orgullo patriótico por parte del público que podría alcanzar su clímax en los próximos días si los equipos masculino y femenino de hockey sobre hielo, el deporte nacional, pelean por el oro.

Además, las lluvias y la niebla que retrasaron el esquí alpino en Whistler y lavaron las zonas de espectadores en las poco nevadas Montañas Cypress, dieron paso a un cielo azul digno de cualquier postal.

Como un plus se toma el que no haya escándalos de doping. Sólo una jugadora de hockey rusa, Svetlana Terenteva, recibió una amonestación por dar positivo por un "estimulante ligero" que contenía un aerosol que utilizó para curar una afección nasal. Es el único episodio hasta el momento.

"Estamos empezando a escuchar la frase 'los mejores de siempre' de parte de nuestros grupos inversores, nuestros atletas y nuestros propietarios de derechos de televisión", se congratuló David Cobb, vicepresidente del VANOC.

"Viví toda mi vida en Vancouver y nunca había visto este nivel de excitación en las calles. Es un sentimiento fantástico ver de qué manera la ciudad respondió a los Juegos".
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|08:25
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|08:25
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016