Deportes

Federer, conmovido hasta las lágrimas en su visita a Etiopía

El tenista visitó la escuela que financia y en la cual fue recibido con innumerables muestras de amor. Él, acostumbrado a la fama, encontró en África la forma de devolver lo que eltenis le ha dado.

El tenista Roger Federer, número uno del mundo, envía la pelota a la red.

Su contrincante, el adolescente etíope Jirata Demksa, sonríe y ruega que el suizo esté teniendo un mal día.

Pero Federer hace una pausa y, respirando profundo, conecta un "ace" devastador.

El joven de 17 años se da cuenta de que lo están apaleando y simplemente se encoje de hombros.

"Es el mejor jugador de tenis de la historia. He tenido suerte de jugar tenis de mesa con él", dijo el joven.

Jirata dice que nunca olvidará haber sumado dos puntos frente a Federer en un improvisado partido de tenis de mesa en una escuela con la que el astro del tenis colabora financieramente en este empobrecido país.

La visita de Federer a Etiopía días atrás conmovió al deportista hasta las lágrimas.

"Cuando llegué a la escuela y todos los niños estaban cantando, fue muy emotivo", dijo Federer a Reuters.

"Ellos me cantaban, Roger, nuestro padre. No lo entendí realmente al principio pero de todos modos tenía los ojos llenos de lágrimas", agregó el suizo.

Federer, quien busca ganar los cuatro torneos del Grand Slams en el año en el que ya se adjudicó el título del Abierto de Australia, se tomó un descanso en su agenda de competencia para visitar Etiopía, uno de los países en los que trabaja con su organización de caridad.

INSPIRACION MATERNA

La Fundación Roger Federer, creada en 2003, destina 1 millón de dólares al año en educación en Etiopía, Sudáfrica, Tanzania, Mali, Malawi y Zimbabue.

"El hecho que mi madre sea oriunda de Sudáfrica obviamente la convierte en la inspiraciÛn de la fundación", dijo Federer, mientras los niños del lugar gritaban 'Número uno' detrás de él.

"Fui muchas veces allí de vacaciones cuando era más joven. De modo que iniciamos un proyecto en Sudáfrica y, a medida que me volví más adulto y gané más dinero, quise expandirlo", agregó Federer.

Mientras almorzaba un tradicional injera -un tipo de panqueque esponjoso- junto a los estudiantes de una de las dos escuelas a las que financia en el país, Federer tuvo que contestar muchas preguntas. La mayoría de los niños quería saber si tenía hijos.

El tenista dijo que sus gemelas de siete meses, Myla y Charlene, podrían en algún momento hacerse cargo de la entidad de caridad, que Federer quiere que siga funcionando mucho tiempo después de que él deje de jugar.

"Definitivamente quiero mostrarles que este mundo también existe", dijo Federer, haciendo un gesto en dirección a las aulas con techo de lata detrás de él.

"No habrá otro camino para ellas porque yo esteré viajando. Serán unos 10 años muy agitados para mí porque estaré tratando de educarlas y ayudarlas y mostrarles todas estas cosas", dijo Federer.

Etiopía es el séptimo mayor receptor de ayuda internacional. Recibió más de 1.940 millones de dólares en 2006, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico con sede en París (OCDE).

Unos 12 millones de personas de este país del Cuerno de Africa dependen de ayuda alimenticia extranjera para sobrevivir.

Mientras el multimillonario Federer recorría las calles de la capital Adis Abeba, cuatro niños sin hogar pudieron verlo por la ventana de su autobús.

Poniéndose rápidamente de pie, ellos corrieron tras el bus.

"¡Federer, Federer! ¡Te amamos, te amamos!" gritaron los niños.

SORPRENDENTE RECONOCIMIENTO

Para Federer, quien ha ganado 16 títulos del Grand Slam, el nivel de reconocimiento en uno de los países más pobres y remotos del mundo, famoso por sus atletas y no por su amor al tenis, fue una gran sorpresa.

"Es la primera vez que vengo aquí de modo que no me lo imaginé. Siempre pienso que debería ir a un país antes de que la gente sepa de mí. Me olvido de la televisión", dijo el suizo.

Nihlaa Omar, una niña quien elongaba antes de una carrera de un kilómetro ante el suizo, dijo haberlo visto por televisión en una ciudad cercana.

"Sabemos que es tan famoso como nuestro corredor Kenenisa Bekele", dijo la niña refiriéndose al bicampeón olímpico de los 10.000 metros. "Pero creo que los etíopes lo pueden vencer corriendo," agregó Omar.

Federer, quien debía correr contra los mejores atletas del colegio, se mostró de acuerdo diciendo: "Estoy en serios problemas".

La carrera comenzó y el suizo fue inmediatamente humillado por los niños etíopes, quienes viven a gran altitud y lo superaron en masa. Federer terminó casi último.

"Siempre tuve un enorme respeto por los deportes de largas distancias. El terreno era muy peligroso y ellos corrían descalzos. Lo menos que puedo decir es que fue impresionante", dijo Federer.

Los niños también se sintieron confundidos por un hombre más acostumbrado a esfuerzos de fracciones de segundos.

"¿Cuántos años tienes?", dijo una niña. Federer, de 28 años, la invitó a adivinar.

"No sabría decir con personas blancas", dijo la niña avergonzada. "¿45?".

Fuente: Yahoo deportes.

¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
6 de Diciembre de 2016|00:14
1
ERROR
6 de Diciembre de 2016|00:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016