Deportes

Miguel Ángel Russo se juega el resto en Japón

A miles de kilómetros el entrenador de Boca afrontará otro desafío, luego de haber ganado la Copa Libertadores de América, que automáticamente clasificó a su equipo para el certamen a disputarse en Japón.

A la luz del último traspié, la continuidad de Miguel Angel Russo al frente del plantel futbolístico de Boca parece estar más atada que nunca a lo que suceda en el Mundial de Clubes, la última gran apuesta de este semestre.

 A miles de kilómetros el entrenador afrontará otro desafío, luego de haber ganado la Copa Libertadores de América, que automáticamente clasificó a su equipo para el certamen a disputarse en Japón.

La derrota frente a Arsenal, que prácticamente dejó sin chances a Boca en el torneo local, caló hondo y pegó tanto como aquella recordada caída en el superclásico.

Más allá del resultado adverso, al equipo se le criticó en ambos casos la falta de actitud y disposición para revertir trámites desfavorables.

La autocrítica, después de la caída ante River, sirvió para levantarse, aunque ahora resulta una incógnita saber como reaccionará el conjunto auriazul.

Para visitar a Tigre, el director técnico prescindió de Leandro Gracián, incorporado por su propio pedido con el fin de reemplazar a Juan Román Riquelme, y ahora lo dejó afuera como si el ex volante de Vélez fuera el único responsable de la caída en Sarandí.

Es que después de lo exhibido contra Arsenal, Russo tendría que haber hecho muchas más modificaciones.

Allí, en el sur bonaerense, Russo vivió lo mismo que experimentó Alfio Basile hace dos años, cuando fue reprobado por su propia gente, lo mismo que sus jugadores.

Ante el pobre rendimiento del equipo, la barra de Boca pidió el domingo pasado más compromiso y fustigó a los futbolistas que había aplaudido hace apenas cinco meses, cuando levantaron la Libertadores.

Fuera del terreno, Russo está disgustado porque no termina de ganarse el afecto de la gente y en los últimos meses escuchó que debía dar más exámenes para asegurarse la renovación del contrato.

El vicepresidente Pedro Pompilio, quien sucederá a Mauricio Macri en la presidencia, se había referido en esos términos cuando lo consultaron por la continuidad de Russo, aunque después trató de bajarle los decibeles.

Uno de sus ayudantes, Marcelo Trobbiani, se quejó entonces públicamente porque consideró que con lo hecho hasta el momento alcanzaba para lograr la renovación del vínculo.

De todas formas, la reincorporación de Riquelme aparece como un revulsivo en estas horas, aunque no pueda jugar en Japón porque fue inscripto fuera de término.

En este marco, lo que suceda en el Mundial de Clubes puede ser decisivo para Russo e incluso para algunos jugadores.   

Boca ingresará directamente en semifinales, y en esa instancia posiblemente se cruce con Pachuca de México en un partido definitorio.

Si gana, Boca irá a la final -quizás contra el Milan de Italia- y si pierde afrontará el partido que nadie quiere jugar, por el tercer puesto.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
4 de Diciembre de 2016|05:45
1
ERROR
4 de Diciembre de 2016|05:45
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016