Deportes

Guardiola se hace "centenario" subido en la cresta del éxito

El entrenador celebrará el sábado 100 partidos en el banco del Barcelona, un logro particularmente memorable por la enorme cantidad de éxitos conseguidos en tan poco tiempo y el estilo implantado.

Josep Guardiola celebrará el sábado 100 partidos como entrenador del Barcelona, un logro particularmente memorable por la enorme cantidad de éxitos conseguidos en tan poco tiempo y el estilo implantado.

Guardiola se apoderó del banquillo azulgrana un 17 de junio de 2008 y lo hizo para cambiar la historia reciente del Barcelona, que desde entonces se convirtió en referencia en todo el mundo por sus conquistas y su estilo de juego, tan espectacular.

El balance de Guardiola en los 99 partidos dirigidos hasta ahora es incomparable en el fútbol de elite: 70 victorias, 19 empates y sólo 10 derrotas.

Con el técnico catalán, el Barcelona se hizo mayor. Asumió el mando del equipo en difíciles circunstancias, después de que el Real Madrid barriera en la Liga española, y con Frank Rijkaard saliendo de la casa azulgrana entre silencios.

Joan Laporta, presidente del club, pasaba entonces por un mal trance, con su gestión seriamente discutida, y presentó a Guardiola entre el escepticismo general. Buena parte de la prensa expresó sus dudas sobre la capacidad de un entrenador que por entonces tenía 37 años y ninguna experiencia como técnico de elite.

Lo primero que hizo Guardiola fue dar una osada lección de personalidad al ordenar la salida del equipo de Ronaldinho y Deco, héroes de la "vieja guardia". También pidió el despido de Samuel Eto'o, aunque rectificó esa idea inicial para recuperarla un año más tarde.

El Barcelona arrancó la Liga de 2008 con una derrota por 1-0 en el campo del modesto Numancia y con un empate a un tanto en la visita del Racing de Santander al Camp Nou. Mal comienzo y alimento para los críticos.

Pero a partir de entonces el equipo azulgrana comenzó a jugar como los ángeles y fue el comienzo de una aventura colosal, que fructificaría en la conquista de seis títulos: Liga española, Copa del Rey, Liga de Campeones, Supercopa de España, Supercopa de Europa y Mundial de Clubes. Es el mejor momento del club en sus 111 años de historia.

Y sigue firme. Porque el Barcelona es el líder de la Liga española y la próxima semana acomete su eliminatoria de octavos de final ante el Stuttgart alemán siendo el gran favorito en las apuestas. Su única "mancha" fue la eliminación en la Copa del Rey ante el Sevilla, el primer título que se le escapa a Guardiola desde que llegó al banco azulgrana.

Aunque los éxitos también dejaron cicatrices. Un periódico español comparaba recientemente dos fotografías de Guardiola, el "antes y el después" de asumir el mando de la nave azulgrana. Y en este tiempo aparecieron las canas en un pelo que se fue cayendo, a medida que las arrugas acampaban en su rostro.

Es el precio de la presión, y más en una personalidad obsesiva como la de Guardiola, que vive su profesión con absoluta pasión.

En los últimos meses se especuló con la posibilidad de que abandonara el banquillo a finales de esta temporada, pero hace un mes el técnico se comprometió a seguir un año más como entrenador del equipo de sus amores, con el que también lo ganó todo en 11 años como jugador.

"Guardiola es el Barcelona", proclaman los diarios catalanes al referirse al liderazgo que el entrenador ejerce en el club. Sólo necesitó 99 partidos para conseguirlo, que serán 100 a partir del sábado.
¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|11:05
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|11:05
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes