Deportes

Una buena y una mala para los equipos argentinos

En un partido que se disputó a 2.850 metros sobre el nivel del mar, Banfield le ganó al Deportivo Cuenca por 4 a 1. Por su parte, Lanús sigue sin recuperar el rumbo y perdió en Perú, ante el Universitario por 2 a 0. Hoy juega Estudiantes frente a Alianza Lima.

Estudiantes de La Plata, defensor del título, visitará hoy a Alianza Lima de Perú en Lima, en un encuentro válido por la segunda fecha del grupo 3 de la Copa Libertadores de América.

El partido se jugará en el estadio Alejandro Villanueva de la capital peruana, será dirigido por el venezolano Marlon Escalante y comenzará a las 21.30 de la Argentina.

Los dos equipos afrontarán el desafío con el impulso de los triunfos que lograron en sus debuts en el certamen.

Estudiantes goleó a Juan Aurich de Perú por 5-1 en La Plata, en la primera fecha, al tiempo que Alianza derrotó a Bolívar de Bolivia, por 3 a 1, como visitante en la altura de La Paz.

"En los partidos de la Copa en condición de visitante es muy importante rescatar algún punto y ganar los partidos de local. Nosotros no subestimamos a nadie: sabemos que Alianza es un rival fuerte que cuida la pelota", expresó Sabella, director técnico del equipo argentino.

"Nos enfrentaremos a un rival que intentará imponer la localía con el clima áspero propio de un partido de Copa", adelantó Sabella.

El mediocampista Leandro Benítez, en tanto, consideró que "Alianza ganó bien su partido en la altura y eso tiene su mérito. Por eso debemos ser cuidadosos e inteligentes con el planteo".

Sabella volverá a apostar al equipo titular luego de haber presentado una formación alternativa el domingo pasado en el duelo contra Indendiente (2-3), por la cuarta fecha del torneo Clausura.

Por su parte, el entrenador de Alianza Lima, el argentino Gustavo Costas (ex Racing), definió la formación inicial que respetará a los mismos once jugadores que derrotaron a Bolívar en La Paz.

Con la misma política que Estudiantes, el equipo peruano presentó una formación de suplentes el domingo pasado en el torneo local, donde cayó ante León de Huánuco por 1-0.

"Estudiantes no es un equipo de otro mundo, es ganable. Ningún equipo va a venir a pintarnos la cara, menos en nuestra cancha", afirmó el delantero José Carlos Fernández, autor de dos de los goles de Alianza en el 3-1 sobre Bolívar.

- Probales formaciones -
Alianza Lima: Salomón Libman; Amilton Prado, Héctor Vidal Sosa, Carlos Solís y Edgar Villamarín; Jean Tragodara, Edgar González, Henry Quinteros y Joel Sánchez; Wilmer Aguirre y José Carlos Fernández. DT: Gustavo Costas.
Estudiantes de La Plata: Agustín Orión; Clemente Rodríguez, Christian Cellay, Leandro Desábato y Germán Ré; Enzo Pérez, Rodrigo Braña, Juan Sebastián Verón y Leandro Benítez; José Sosa y Mauro Boselli. DT: Alejandro Sabella.
Estadio: Alejandro Villanueva de Lima.
Arbitro: Marlon Escalante, de Venezuela.
Hora: 19.30 hora local (21.30 de la Argentina).
Televisa Fox Sports.

Por su parte, Lanús sigue sin recuperar el rumbo y perdió anoche en Perú, ante el Universitario local por 2-0, en partido válido por la segunda fecha del grupo 4 de la 51ra. edición de la Copa Libertadores de América.

De esta manera, el conjunto `granate`, dirigido por Luis Zubeldía, acumuló -ya primeras horas del jueves en la Argentina- en el estadio Monumental de la capital peruana su quinta derrota en serie, tres en el Clausura argentino y dos por el máximo certamen continental.

Lejos de aquel funcionamiento atildado que supo desplegar hasta no hace mucho tiempo, el elenco del sur bonaerense exhibió otra discreta actuación, con desacoples en sus líneas y escasa gravitación en el área rival.

El conjunto peruano, que encabeza la clasificación zonal con 6 unidades, al igual que Libertad de Paraguay, fue un justo ganador, a partir de los goles marcados por Piero Alva (PT. 18m.) y Gianfranco Labarthe (ST. 43m.).

La primera situación (y única en los 45m. iniciales) que tuvo Lanús para marcar se dio a los 8m., cuando el arquero Raúl Fernández descolgó mal un centro de Hernán Grana, perdió la pelota y le dio la oportunidad a Sebastián Blanco, quien desvió el remate junto a un palo.

Casi inmediatamente, a los 9m., el campeón peruano replicó con un disparo de Johan Vásquez, que se fue desviado.

Durante ese tramo inicial del cotejo, Universitario desequilibró por las bandas, sobre todo por el costado izquierdo, cuando el mexicano Rodolfo Espinoza se volcó por ese sector.

Sin embargo, la diferencia "crema" se cristalizó por el medio, después de que Alva maniobrara la pelota entre tres jugadores rivales y metiera un ajustado remate, junto al palo derecho de Marchesín.

Tras la conquista, Lanús fue incapaz de generar peligro, porque careció de un principio básico: no fue preciso en la circulación de la pelota.

Y con ese contrapeso, al once visitante se le dificultó llegar a la valla rival.

Por el contrario, Universitario, casi sin proponérselo, estuvo cerca de aumentar la ventaja, a los 33m., cuando Alva fue dejado, otra vez, muy libre, y desvió el remate final, desde lugar muy propicio.

En la segunda etapa, el conjunto argentino intentó torcer el rumbo y se adelantó unos metros en el campo. Pero no tuvo juego asociado y dependió casi exclusivamente de la pelota parada o de disparos desde larga distancia.

En uno de ellos, a los 10m., el paraguayo Santiago Salcedo exigió una buena respuesta de Raúl Fernández.

El técnico Zubeldía metió a Diego Lagos y el conjunto argentino apostó a tres delanteros en cancha.

Pero no hubo casi maniobras de peligro porque Lanús siguió fracasando en la concepción esencial del juego: no se agrupó, ni los laterales ni los volantes sorprendieron y todo se resumió a tirar centros o pelotazos a dividir.

Además, en una réplica y en una mala cobertura defensiva, el elenco "granate" se expuso al segundo gol, a los 31m., pero el ingresado Labarthe elevó el disparo por encima del travesaño.

Universitario tuvo otra oportunidad para aumentar las diferencias, pero Marchesín se quedó con un cabezazo de Labarthe. Y en la tercera, el delantero peruano festejó.

Sobre los 43m., un centro de Alva fue conectado de cabeza por Labarthe y Universitario se puso 2-0 arriba.

Finalmente Banfield, actual campeón del fútbol argentino, se convirtió anoche en el líder del Grupo 6 de la Copa Libertadores de América al golear, de visitante, a Deportivo Cuenca de Ecuador por 4 a 1, en un partido que se jugó a 2.580 metros de altura sobre el nivel del mar.

Los goles del equipo que dirige Julio César Falcioni, que sufrió sobre el final la expulsión de Marcelo Bustamante, los anotaron Walter Erviti y el uruguayo Sebastián Fernández, en dos oportunidades, y el colombiano James Rodríguez; mientras que el argentino Gabriel Méndez (ex Racing Club), de tiro penal, descontó para el conjunto local.

Banfield, con la victoria, llegó a 6 unidades (puntaje ideal), en tanto que Deportivo Cuenca sigue sin sumar.

El equipo ecuatoriano, en el inicio del partido, quiso asumir el protagonismo y arrinconar a su rival, pero el conjunto argentino salió a jugarle de igual a igual.

De hecho, a los 5 minutos, el colombiano James Rodríguez exigió una estupenda respuesta de Esteban Dreer (ex Arsenal de Sarandí) con un tremendo remate dentro del área.

La idea de los dirigidos por Falcioni fue manejar la pelota lejos del arco defendido por Cristian Lucchetti y lo consiguió merced a la solidaridad e inteligencia de sus jugadores.

Es más, sobre los 13 minutos, un disparo del uruguayo Fernández volvió a encontrar bien parado a Dreer.

Banfield, con el transcurrir del juego, se acomodó aún mejor en la cancha, a partir del gran trabajo de sus mediocampistas, especialmente de Erviti y James Rodríguez en el trato del balón, pero también por el despliegue de Roberto Battión y Marcelo Quinteros, y empezó a edificar su triunfo.

Por eso no sorprendió que generara un par de llegadas más con los remates de Erviti (15m.) y Fernández (19m.).

Deportivo Cuenca, a todo esto, no le encontró nunca la vuelta al partido y le costó muchísimo llegar al arco de Lucchetti.

Y Banfield, con mucho oficio y contundencia, se puso 2 a 0 en tan sólo tres minutos.

Erviti, a los 35m., marcó un verdadero golazo con un remate desde afuera del área que se clavó en el ángulo superior izquierdo y Fernández, a los 38m., estiró la ventaja tras aprovechar un rebote de Dreer, después de un cabezazo de Rubén Ramírez.

El 2 a 0 dejó en claro la diferencia que existió entre un equipo y el otro, aunque Cuenca tuvo el descuento a los 42 minutos luego de que un disparo de Luis Escalada (ex Boca Juniors) diera en el travesaño tras desviarse en Víctor López.

El entrenador del equipo local, Paul Vélez, intentó revertir la historia con un par de modificaciones, pero la superioridad de Banfield se consolidó con un nuevo gol del uruguayo Fernández, a los 15 minutos de la segunda etapa, al capitalizar un rebote de Dreer, y con un tanto del colombiano James Rodríguez, a los 25m., tras un contraataque brillante.

Es más, Cuenca probó con remates de afuera del área, frente a la imposibilidad de superar a la defensa visitante, y Lucchetti siempre respondió de manera correcta, menos en el tiro penal que Méndez, a cuatro minutos del final, cambió por gol.

Banfield, al fin y al cabo, demostró que es un equipo serio y que sabe a qué juega, porque ganó, gustó y goleó y ni más ni menos que en la altura de Cuenca.
En Imágenes