Deportes

Juegos de Vancouver: El chileno Gayme admite "miniderrota" en descenso

El chileno Maui Gayme admitió hoy una "miniderrota" tras clasificar en el puesto 49 en la prueba de descenso alpino de los Juegos Olímpicos de Vancouver. "No estoy muy satisfecho, me había propuesto otras metas alcanzables, pero fue un problema técnico, la pista es bastante difícil, físicamente era muy cansador y tuve un pequeño bajón", explicó a la agencia dpa Gayme, de 26 años y que en los Juegos de Turín 2006 ocupó el puesto 42 en descenso.

"No estoy muy satisfecho, me había propuesto otras metas alcanzables, pero fue un problema técnico, la pista es bastante difícil, físicamente era muy cansador y tuve un pequeño bajón", explicó a la agencia dpa Gayme, de 26 años y que en los Juegos de Turín 2006 ocupó el puesto 42 en descenso.

Una lesión que le impidió esquiar los dos meses previos a los Juegos también le afectó. Ahora afrontará el supergigante el día 19, aunque el descenso le venía mejor a sus características.

Gayme también dijo que el mal tiempo, que impidió entrenar en la pista y provocó varias cancelaciones, le afectó en su rendimiento.

"Hubo varios inconvenientes que no ayudaron, pero es una experiencia más. (Didier) Defago (campeón olímpico hoy) lleva 20 años en el circuito haciendo las mismas carreras. Es una experiencia, la voy a guardar ahí", dijo a dpa Gayme.

Son los terceros Juegos para el esquiador chileno, al que no le toma de nuevo la experiencia olímpica.

"Cada pista tiene su encanto, hay que seducirla para hacer un buen resultado, y creo que hoy no lo pude hacer, no lo disfruté", dijo resignado.

Su compatriota Jorge Mandrú acabó en el puesto 56 de 64 participantes, pero acabó satisfecho tras sus problemas en la rodilla, que le alejaron de las pistas 18 meses.

"Me sentí más o menos, pensé que el año y medio no me iba a pesar tanto, pero me pesó", aseguró a dpa en referencia a su lesión.

"Es mi primera carrera difícil en más de dos años, una buena preparación para el supergigante y el gigante", señaló de cara a sus dos próximas pruebas.

"Estuve un año sin esquiar nada, y hacer lo que hice sirve de buen entrenamiento", agregó tras bajar una pista que estaba "zapateada", con muchos baches.

"En principio no lo iba a hacer, pero lo he hecho para sentir la velocidad y ganar más confianza para el supergigante", concluyó Mandrú, aquejado además de un problema de espalda.

Mañana martes entrará en juego la tercera componente del equipo chileno, Noelle Barahona, en el descenso femenino, en cuya práctica de hoy acabó última.
¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
6 de Diciembre de 2016|13:17
1
ERROR
6 de Diciembre de 2016|13:17
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016