Deportes

Una computadora fue culpable del error en la ceremonia inaugural

Se aclaró el enigma: Un problema informático fue el culpable del error que deslució el viernes la ceramonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Invierno de Vancouver 2010.

Por ello, únicamentes tres de los ídolos deportivos canadienses puedieron encender la llama olímpica.

La ex patinadora sobre hielo Catriona LeMay Doan fue la que no pudo actuar al no abrirse la escotilla que le correspondía. El fuego lo encendieron la ex esquiadora Nancy Greene, el baloncestista Steve Nash y la leyenda del hockey sobre hielo Wayne Gretzky.

En todos los ensayos habían surgido sin problemas las cuatro columnas.
Opiniones (0)
23 de Abril de 2017|22:39
1
ERROR
23 de Abril de 2017|22:39
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes