Diseños y modelos de "película"

El Instituto de la Moda en Los Angeles muestra los vestuarios de los filmes más destacados de 2009.

Cuando se mira una película, lo más habitual es dejarse llevar por la historia, los personajes, el drama, la comedia.Raramente, el espectador se fija en si el vestuario que Robert Downey Jr. lucía en Sherlock Holmes era históricamente acertado o si los trajes de los superhéroes de Watchmen eran cómodos de llevar.

El Museo del Instituto del Diseño y el Mercadeo de la Moda de Los Ángeles (FIDM por sus iniciales en inglés) muestra desde el pasado martes los vestuarios más representativos del cine estrenado a lo largo de 2009.

 


Se trata de una exhibición, titulada El Arte del Diseño de Vestuario de Cine, que ofrece un análisis tan minucioso como entretenido y hasta sorprendente de los trajes, vestidos y disfraces que lucieron los protagonistas de filmes como Los abrazos rotos, Inglourious Basterds, Julie & Julia, Nine, Public Enemies, Star Trek, A Single Man, Where the Wild Things Are e incluso la producción animada Coraline.

Cada uno de los maniquíes luce el vestuario original lucido por los actores —no hay ni una sola réplica—, y todo viene acompañado de explicaciones sobre las producciones y los responsables de la creación de tales diseños.

Vestuarios masculinos.


Cuatro de ellos, por cierto, han sido nominados al Oscar al Mejor Vestuario: Bright Star, Nine, The Young Victoria y The Imaginarium of Doctor Parnassus (el quinto, ausente, es Coco Before Chanel.)

La diseñadora de Doctor Parnassus, dirigido con su habitual despliegue visual y fantástico por Terry Gilliam (Brazil), fue Monique Prudhomme que, frente a su obra exhibida en el museo, detalló a holaLA! las peculiaridades de su labor para la cinta y de su colaboración con el que fuera miembro de los Monty Python.

"El Dr. Parnassus es inmortal y ha viajado durante décadas y décadas", explica. "La idea del filme es que ahora vive como los gitanos, en Londres, y sus ropas, tanto las diarias como las que luce para sus representaciones [teatrales] contienen elementos de las que han lucido durante esos viajes".

"No es un filme de época, porque todo está mezclado con el fin de dar la ilusión de longevidad, color, vida, imaginación y creatividad. El cielo fue el límite".

El secreto de un buen resultado en su trabajo es "colaborar", sentencia Prudhomme. "Trabajo con el director, con los actores, que también tienen opiniones, y con el departamento artístico, porque son los que definen el tono de la película".

"Terry Gilliam tiene una visión, y es tan inmensa... Mi forma de trabajar con él es mostrarle muchas ideas. Y como tiene una mente tan receptiva, siempre reacciona con preguntas y más ideas... Es una colaboración fluida, siempre en movimiento. El sueño de todo diseñador de vestuario".

Para la diseñadora lo más complicado es "hacer una película de época, porque uno no se puede desviar de la era" en la que está ambientada, relata. "Puedes ir algo antes —a 1830 si el filme está enmarcado en 1850—, porque la gente envejece y guarda la ropa... Pero lo que no puedes hacer es ir a 1875... Siempre tienes que controlarte, porque la moda está documentada" a traves de "las telas, colores, ornamentos, joyería...".

No obstante, "el mayor desafío, y el que la gente se da menos cuenta" es crear vestuario para un largometraje contemporáneo, porque "hoy en día todo el mundo sabe lo que se lleva", asegura.

Fuente Diario La Opinión, Los Angeles, Califormia

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|14:11
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|14:11
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016