Deportes

Racing vivió dos meses de ilusión y ahora son todas dudas

Aunque asumió a fines de octubre, el año para Vivas al frente del equipo comenzó junto a 2010. Y terminó tras un mes y medio en el que no faltó esperanza.

Es un lugar común dar cuenta de la renuncia o el despido de un director técnico en la Argentina pero más aún lo es cuando se trata de Racing, una institución en la que el banco de suplentes es algo más que una bomba de tiempo. Dieron cuenta de ello Juan Manuel Llop y Ricardo Caruso Lombardi y se acaba de anotar en la lista Claudio Vivas.

Decir si la culpa del mal momento futbolístico es de los jugadores, del entrenador o de los dirigentes es como querer definir aquello del huevo o la gallina: un imposible.

En un mes y medio de lo que va del año y en cuatro fecha del Clausura, se disfrazó como "de común acuerdo" un despido que no hace más que dar cuenta el débil manejo institucional que se hace de Racing.

Desesperado por los resultados y asustado por el bajo promedio del descenso, el entrenador volvió a ser la térmica.

Si bien  Claudio Vivas asumió como director técnico en octubre del año pasado, con la suerte en el Apertura echada, sus fichas se apostaban al Clausura.

Desde enero hasta ahora, las noticias fueron buenas, pero no duraron mucho tiempo.

Una victoria ante Independiente en Mar del Plata, aunque sin jugar bien, dio pie a una nueva esperanza.

Vivas le había dicho a Olé que buscaba en la Academia una revancha deportiva (muchos recordarán cuando se fue de Argentinos visiblemente triste pero con la manos vacías) y el panorama era alentador.

Llegaron Bieler, Hauche y Licht y esos nombres fortalecieron el sueño del hincha, que se incrementó con el arribo de Ayala.

No era para menos si se tenía en cuenta el triunfo en el arranque del campeonato, nada menos que ante Central, un rival directo en la lucha por no descender. Pero las derrotas ante Colón, Arsenal y Gimnasia y Esgrima La Plata –otro por el descenso- sellaron su destino a pesar de que su contrato vencía en enero del año próximo.

El sábado recibirá a un alicaído San Lorenzo con Juan Barbas como encargado de apagar el incendio. Luego habrá que ver quién será el entrenador que tenga ganas de sentarse sobre la tristemente célebre bomba de tiempo que resulta el banco de suplentes racinguista.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
4 de Diciembre de 2016|11:21
1
ERROR
4 de Diciembre de 2016|11:21
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016