Deportes

Pese al festejo, Federico Rodríguez tuvo dedicatorias “especiales”

“Nosotros tuvimos un técnico que hoy es jugador de ellos. Él no nos respetó nunca y al grupo le dolió que se fuera al otro lado. Sencillamente esto también es un poco para él, ya que nunca confió en nosotros” dijo sin anestesia una de las figuras de Alemán.

Las abuelas suelen decir que no hay mejor receta para el dolor que el tiempo. Ya que este cura las heridas. Aunque algunos menos nostálgicos se empeñan en afirmar que el transcurrir de los segundos agrava ese sentimiento casi mortal del pasado tormentoso que convierte el presente y el futuro en una especie de lucha, en busca de una revancha.

Esa noche se tenía que dar. En la cancha iba a gestarse ese desquite con el tiempo presente y pretérito. Para colmo de males se quedó afuera del primer partido final. La bronca sumó media gota más a un vaso que ya había rebalsado hacía tiempo. Pero las palabras del gran delantero de Alemán y figura en la definición de la final, Federico “Chino” Rodríguez esperaron hasta que todo culminara: “si salíamos campeones te prometí que iba a hablar” y valla si cumplió.

Mientras la lluvia rompía con las monotonías de notas usuales y expresiones repetitivamente osadas, el goleador creyó en que ahora podía decirlo, era el momento perfecto. Oscura noche, tres goles a Andino (ley del ex) y vuelta olímpica. Entonces sin dudar se aferró al grabador como un aliado que no lo abandonaría a la hora narrar su historia: “es difícil jugar contra todos, es difícil jugar contra los árbitros, los dirigentes, en contra de todo el mundo. Me hacen esto de una tarjeta amarilla re dudosa y me pierdo el primer partido de la final. La agregaron en una planilla de un partido de segunda. Éste deporte no se debe manchar. En la cancha se gana jugando al hokey, no teniendo dirigentes importantes. Lo demostramos en la adversidad y teniendo los árbitros en contra. Se que esto me va a pesar el año que viene y me van a seguir buscando. Hemos salido campeones y no lo digo de resentido. Estoy muy feliz y quiero que esto cambie”.

Primeras palabras, dardos envenenados con destinos aparentemente invisibles pero directos. Tan espontáneo y verborrágico como pocos o mejor dicho como casi nadie. También habló de Alemán: “se dio porque el equipo jugó, no porque yo hice tres goles. Debía ser así nada más. Nunca pensé que lo habíamos ganado pero tampoco lo di por perdido.”

¿Era una revancha especial con Andino?
“Muy  personal. Nosotros tuvimos un técnico que hoy es jugador de ellos. Él no nos respetó nunca y al grupo le dolió que se fuera al otro lado. Sencillamente esto también es un poco para él, ya que nunca confió en nosotros. Para que vea que si pudimos y que Alemán va a ser un club grande” Las últimas palabras fueron directas al ex  entrenador de Teutón y ahora jugador de Andino, Walter Conna.

Como un cazador experimentado en el segundo exacto aprovecho y disparó. Con la capa de súper héroe, tres goles en una final, la corana del campeón el “Chino” Rodríguez no se guardó ningún tipo de sentimientos.

(Producción: Diego Fernando Vega)

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (3)
3 de Diciembre de 2016|14:50
4
ERROR
3 de Diciembre de 2016|14:50
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Me parece que el pobre chino no puede disfrutar de su triunfo!!!! Está resentido con un entrenador y solo ganó para putearlo.. me das lástima por q no pudiste ganar para vos sino que ganaste para los demás.... y nose porq hablás tanto si vos antes jugabas en Andino y también te fuiste...
    3
  2. Como le dieron al Cuca !!!!!!
    2
  3. Esta buena la nota. En el hockey siempre existieron algunos previlegiados y está bueno que se los mande al frente. Aguante Chino.
    1
En Imágenes
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
28 de Noviembre de 2016
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016