Cata de vinos con cualidades especiales

Una singular noche de degustación ofreció la Bodega Krontiras en la sede de “The Vines of Mendoza”, en la que mendocinos y turistas se mezclaron con un solo objetivo: adentrarse en los sabores y aromas del vino y pasar un momento diferente. Mirá las fotos.

Winemakers night es una noche muy especial que organiza una vez a la semana –todos los miércoles- “The vines of Mendoza” en su sede de calle Espejo, en pleno centro de la ciudad. Es una ocasión en la que se da la posibilidad de probar estupendos vinos y también de conocer a los enólogos, las bodegas y las distintas técnicas de vinificación utilizadas por ellos.

Con un marco ideal compuesto por un antiguo patio interno cubierto de enredaderas que resguardaban del calor y de los últimos destellos solares,  profesionales de la bodega Krontiras -un proyecto de capitales griegos- fueron los encargados, junto con los jóvenes colaboradores de “The vines”, de dar comienzo a la cata guiada.

Todd, Erin y Charles, tres turistas fascinados
con el mundo del vino en Mendoza.

La naturaleza ante todo. Gracias a las explicaciones y exposiciones de Maricruz Antolín -ingeniera agrónoma-, Soledad Valdés -la enóloga-  y Thanassis Vafiadis -gerente general- los presentes transitaron por un viaje de aromas, conocimientos y viñas en los que pudieron aprender acerca de la característica especial que poseen los vinos de esta bodega: son orgánicos y biodinámicos.

Este concepto postula la necesidad de sanidad en la tierra para que esta sea cultivada, el uso de abonos orgánicos que reemplazan fertilizantes sintéticos, el reemplazo de pesticidas nocivos, y la plantación de cultivos enriquecedores –como tréboles o flores- que nutren el suelo.
   
Los disertantes resaltaron la importancia del cuidado del planeta y la salud humana, a la que en este caso se llega manteniendo un cuidado proceso no solo en el cultivo del viñedo sino también en la llegada de la materia prima a la bodega.

Mariana Onofri y Ramiro Araya, el dedicado
traductor de la velada.
La cata. Se presentaron cuatro vinos. El primero de ellos fue un rosé, y le siguió un malbec de verano -toda una novedad-.

El malbec de la línea varietal y el malbec reserva (vino top de la bodega con el que consiguieron 93 puntos del afamado crítico de vinos Robert Parker –calificación sobresaliente- y oro en Argentina wine awards) fueron los que cerraron la degustación.

Platos de diferentes quesos, galletas y panes saborizados fueron el acompañamiento ideal para saborear entre copa en copa.

En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho
Incendios en California
6 de Diciembre de 2017
Incendios en California