Deportes

Detienen a diez barras bravas de Barcelona

Al menos diez hinchas de la facción más violenta de los "Boixos Nois", la barra brava del Barcelona español, fueron detenidos hoy tras ser acusados de tráfico de drogas, amenazas de muerte y extorsión.

Al menos diez hinchas de la facción más violenta de los "Boixos Nois", la barra brava del Barcelona español, fueron detenidos hoy tras ser acusados de tráfico de drogas, amenazas de muerte y extorsión, informaron fuentes policiales.

A este grupo de "ultras" del Barcelona, conocido como los "Casuals", se le atribuyen las amenazas de muerte recibidas por el presidente del conjunto catalán, Joan Laporta, desde que asumió en 2003.

Entre los arrestados figura Antonio Torn Albarracín,  procesado en 2004 en el marco de una trama para desbancar a Laporta, en la que estaban involucrados el jefe de seguridad del club y un escolta del presidente blaugrana despedidos meses antes.

Sin embargo, los arrestos de hoy, en principio, no guardan relación con estos hechos sino con delitos comunes a los que están asociados los "Casuals" desde hace más de seis años.

Las detenciones fueron efectuadas por los Mossos d' Escuadra (policía autonómica de Cataluña) en Barcelona y otras localidades de su área metropolitana, donde se practicaron quince registros.

En el historial delictivo de los "Casuals", grupo caracterizado por su estética skin neonazi, figura la detención de siete miembros en un operativo contra una red que se dedicaba al tráfico de drogas, entre otros delitos.

Además, uno de estos "ultras", Carlos Muños, alias `Carlitos`, fue condenado en 2008 por asesinar con un arma blanca a un joven a la salida de una disco de Barcelona.

Los "Casuals" son considerados el grupo más violento y activo de la barra brava del Barcelona, los "Boixos Nois", a quienes Laporta les declaró la guerra tras su llegada al Camp Nou.

Las hostilidades de los "Boixos Nois" hacia Laporta comenzaron tras actos violentos ocurridos en agosto de 2003 durante el Trofeo Joan Gamper, cuando un grupo de radicales lanzó bengalas al campo de juego y, además, agredió a un ciudadano marroquí que llevaba puesta la camiseta del seleccionado español con el nombre del madridista Raúl.

Aunque uno de los detenidos contaba con el antecedente de haber sido condenado por el asesinato en 1991 de Frederic Rouquier, el juez sólo impuso una sanción económica a los acusados.

Como respuesta, Laporta se comprometió a "expulsar del club a los socios violentos”.

Desde entonces, el presidente de la entidad catalana y su familia recibieron todo tipo de amenazas.

La última vez que Laporta denunció "amenazas de muerte” ante la policía fue el pasado 1 de octubre, tras revelar que semanalmente recibe amenazas de personas anónimas que a través de mensajes en su teléfono celular le aseguran que le cortarán "la cabeza y las piernas”.

En abril de 2009, una veintena de seguidores del Barcelona, presuntamente de los "Casuals”, agredió a un escolta de Laporta en el exterior de un hotel de Múnich, donde se alojaba el conjunto catalán.
Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|09:44
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|09:44
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic