Las heladas condicionan la producción de la campaña agrícola 2007-2008

Es por las bajas temperaturas que en la primera mitad de noviembre afectaron los cultivos del centro-sur bonaerense, en especial al trigo. Según la Bolsa de Cereales, la situación se produjo durante el período de mayor sensibilidad.

Las fuertes heladas que en la primera mitad de noviembre afectaron los cultivos del centro-sur bonaerense, en especial al trigo, condicionan la producción de granos en esta campaña agrícola 2007/08.

"La sucesión de heladas de noviembre afectó los trigos sureños durante el período de mayor sensibilidad causando drástica reducción en sus productividades potenciales", señaló la Bolsa de Cereales en su Panorama Agrícola Semanal.

Al 23 de noviembre, la entidad mantiene su estimación de una cosecha de 15,2 millones de toneladas del cereal para este ciclo agrícola, pero advierte que "se ha frustrado la expectativa de superar ampliamente este guarismo".

"Las graves pérdidas a la productividad potencial de los cultivos sureños quitaron un plus al volumen nacional que hubiese rondado el 6%", indica el trabajo, que detalló que en el epicentro de la helada del 15 -la franja central de Buenos Aires- el recorte en los rindes esperados rondará 40-60%.

Según el relevamiento de la entidad cerealera, entre las zonas más afectadas se destaca Azul, con pérdidas de 60-80% en trigo; en menor medida, estos eventos climatológicos se extendieron por todo el territorio provincial, e incluso a Córdoba.

Para la Secretaría de Agricultura, en cambio, las condiciones climáticas registradas en las últimas semanas, de lluvias abundantes y mayores temperaturas, permitieron "sobrellevar mejor el efecto negativo que pudieron ocasionar las dos heladas registradas en los últimos quince días".

De esta forma, el área cultivada total para el ciclo agrícola 2007/08 con trigo sería de 5,6 millones de hectáreas con una producción de 15,4 millones de toneladas, señaló esta semana la SAGPyA en sus estimaciones mensuales.

"La tecnología disponible permite precisar detalles de la ocurrencia de heladas e incluso determinar los sitios en los que el fenómeno se registró con mayor intensidad, pero no estimar la magnitud de los daños en los distintos cultivos", advirtió por su parte el INTA.

Por lo tanto, recomendó "no generalizar recomendaciones zonales" sino evaluar cada caso en particular antes de la toma de decisiones y dar un tiempo adecuado al cultivo para poder tener mayor precisión en el diagnóstico".

Para conocer los daños provocados por las heladas en trigo y cebada, convocó a los productores de la zona de Azul a participar de una reunión este lunes a las 14 en el Salón Azul de la Municipalidad de Olavarría, a cargo de especialistas de la Chacra Integrada Barrow.

Esta semana, productores de la zona de Saladillo, en el centro de la provincia de Buenos Aires, denunciaron a Télam que las heladas -que no se registraban desde hace 90 años- provocaron pérdidas de entre 60 y 70 por ciento en el maíz, 30 por ciento en trigo y 20 por ciento en soja.

En ese sentido, afirmó la Bolsa de Cereales, pese a que la escasa humedad en los suelos de la Región Central tornaron a los cultivos de soja más susceptible a las heladas, lo que obligó resiembras aisladas, la rusticidad y plasticidad del cultivo frente a condiciones adversas permitieron una buena recuperación de los lotes afectados por las heladas del 4 y 15 de noviembre.

Así, hacia el norte y oeste bonaerense no se reportaron pérdidas importantes; América, Salliqueló, oeste de Guaminí y norte de Carhué con daños puntuales; la región costera sur sin inconvenientes severos por la influencia marítima.

En el área más afectada (Coronel Suárez-Lamadrid-Benito Juárez-Olavarría-Azul-Tandil) y periferias, fueron afectados los bajos, lotes tendidos y trabajados en directa. En el caso del girasol, las heladas no tuvieron gran incidencia, con pérdidas sólo en lotes aislados y puntuales en áreas del oeste, centrales y del sudoeste bonaerense.

En Trenque Lauquen, fuertes vientos ocasionaron daños (voladuras) que obligaron a resembrar 5% del área intencionada; y en Macachín (La Pampa), las resiembras fueron significativas como consecuencia de los días muy ventosos.

En los plantíos de maíz, la helada del 15 causó daños de diversa magnitud, desde la muerte total de las plantas hasta daños parciales en la masa foliar; pese a que probabilidades de recuperación son mayores en la zona núcleo, el potencial productivo se ha resentido, estimó la Bolsa de Cereales.

"En no pocos casos se ha efectuado la resiembra de los cuadros perdidos, aunque esta actividad se ve limitada por la falta de insumos, básicamente de semilla, por lo que es posible se reemplace por soja, donde la actividad del pre emergente utilizado para el cereal lo permita", advirtió.

En la denominada Zona Núcleo maicera también fue leve la incidencia del evento, ya que sólo afectó la parte externa con un impacto que se estima será mínimo en el rinde esperado.
Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 06:45
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 06:45
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial