Deportes

Mundial vs. Copa Davis, un match con final incierto

La noticia estalló como una bomba, pero aún no está claro el alcance de sus esquirlas, o si apenas prodigó humo: la iniciativa de organizar un Mundial para el tenis semejante al de fútbol, que eventualmente reemplace a la legendaria Copa Davis, provoca opiniones encontradas en el mundo de la raqueta.

La noticia estalló como una bomba, pero aún no está claro el alcance de sus esquirlas, o si apenas prodigó humo: la iniciativa de organizar un Mundial para el tenis semejante al de fútbol, que eventualmente reemplace a la legendaria Copa Davis, provoca opiniones encontradas en el mundo de la raqueta.

"Una Copa del Mundo con todos los jugadores, los mejores jugadores del mundo jugando para sus países, con una buena organización y en un evento grande, claro que estoy a favor", afirmó Nadal en Melbourne.

Días antes se había conocido el respaldo del Consejo de Jugadores de la ATP, en el que figuran Roger Federer, Novak Djokovic y el propio Nadal, a la creación de un torneo bianual por naciones, que se llamaría Copa del Mundo, y en el que participarían 32 naciones divididas en grupos de cuatro, durante diez días, y con partidos al mejor de tres sets.

La iniciativa, impulsada por una empresa australiana de eventos deportivos, encontró terreno fértil en las mejores raquetas del mundo, que desde hace tiempo insisten con la necesidad de contar con un calendario más corto. Eliminar la Copa Davis -cuya final se juega al final de temporada- contribuiría en tal sentido.

Como era previsible, la Federación Internacional del Tenis (ITF), organizadora de la Copa Davis, salió a criticar la propuesta.

"Hay Copa Davis para rato. Ha resistido muchos temporales y siempre ha estado", afirmó Francesco Ricci Bitti, presidente de la ITF, en una entrevista con la agencia dpa en Melbourne.

"Un Mundial puede ser interesante como marketing, pero no en concepto de alternativa o reemplazo de la Copa Davis. Este torneo tiene que ver con valores y principios que son muy antiguos", agregó.

La ATP, por su parte, reaccionó con cautela.

"Si bien la consideramos una idea interesante, es demasiado prematuro especular sobre la inclusión de algo así en el calendario de la ATP", dijo a dpa Nicola Arzani, responsable de Medios y Marketing del organismo que rige el tenis masculino.

Arzani señaló que la extensión del calendario actualmente es motivo de discusión en reuniones con los jugadores, pero que "obviamente no hay soluciones instantáneas".

La necesidad de acortar el calendario parece tener consenso entre los tenistas, sobre todo los de primer nivel, que son quienes más partidos juegan en la temporada. Y en ese sentido, la Copa Davis, con su cuatro semanas durante todo el año, complica aún más las cosas.

"Yo llevo prácticamente dos años que no puedo hacer pretemporada y sé que es dinero para las federaciones, pero a los jugadores nos mata la Copa Davis físicamente, creo que es una barbaridad jugar tantos sets y apretados en tan pocos días", dijo el español David Ferrer en el marco del Abierto de Australia que terminó el domingo.

"Todos somos trabajadores y necesitamos vacaciones, no es algo natural estar jugando tantas semanas al año", argumentó por su parte el argentino Juan Mónaco.

Detrás de las coincidencias, sin embargo, aparecen las diferencias. Fernando González se entusiasmó con el costado futbolero de la iniciativa del Mundial. "Sería entretenido tanto para los jugadores como para los espectadores, el Mundial de fútbol tiene una expectativa gigantesca porque se juega cada cuatro años", afirmó.

Pero el chileno piensa que no puede eliminarse un torneo como la Davis "de un día para otro", y sería partidario de la alternancia, esto es, que un año se juegue la copa y otro el Mundial, lo cual supondría nuevos problemas de calendario en un deporte en el que la anualidad es fundamental en su organización, por todos los torneos involucrados.

En cambio, Mónaco imagina al Mundial cada dos años. "Lo veo muy bien, pero si se cambia se tendría que cambiar todo, no estaria bueno que se juegue un año y otro no. La sede del Mundial debería ser rotativa y que se cambie superficie, no sólo en cancha rápida.

Fernando Verdasco se diferenció de todos, y en particular de Nadal. "No sé qué están pensando Djokovic, Rafa, o quiénes sean, no han hablado conmigo, ni del formato ni de la forma en que quieren hacerlo", apuntó en Melbourne.

"Me gustaría terminar antes la temporada, pero la Davis es algo que me ha dado mucho en mi vida, que he ganado los dos últimos años, y es una competición muy especial para mí. Quitar la Davis es algo que no me gustaría".

El español agregó a modo de propuesta: "Se podrían quitar tal vez semanas de torneos no tan importantes, de 250 puntos, o hacer la final de la Davis a principios de noviembre y luego poner los 250 hasta finales de mes. Así no haría falta que los top ten jueguen esos torneos".

Verdasco apuesta por una idea componedora, que no contempla necesariamente la implementación del Mundial: "Tal vez se pueda llegar a alguna solución sin tener que cambiar la Copa Davis y también acabar antes la temporada".
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
2 de Diciembre de 2016|19:38
1
ERROR
2 de Diciembre de 2016|19:38
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016