Deportes

La FIFA quiere menos extranjeros en los clubes

El presidente de ese organismo afirmó en Sudáfrica que quiere restaurar la "identidad nacional" de los equipos, y para eso defiende la fórmula de 6 + 5 en las alineaciones, esto es 6 locales por 5 extranjeros.

El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, defensor de la fórmula 6+5 (presencia de seis jugadores nacionales y cinco extranjeros en las alineaciones de los clubes), afirmó este domingo en Durban que su organismo está determinado a imponer este sistema.

Blatter, que dio una rueda de prensa antes del sorteo de la fase previa del Mundial de Sudáfrica-2010, afirmó que la FIFA quiere restaurar la "identidad nacional" de los clubes, pese a la oposición de las leyes de la Unión Europea (UE) sobre la libre circulación de trabajadores en su suelo.

El presidente suizo dijo que este tema será tratado por la FIFA en una reunión en Sydney (Australia) en marzo y mostró su confianza en que el organismo supere los obstáculos y pueda reglamentar la existencia de un límite de extranjeros en las alineaciones.

"¿Puede la FIFA imponer una cuota para el mejor desarrollo de los jugadores nacionales que pueden nutrir a sus selecciones? La respuesta definitivamente es sí, cuando existe el deseo y la determinación del congreso de la FIFA", indicó.

Blatter reconoció, sin embargo, que la determinación de la FIFA se enfrentará a los "puristas de la aplicación de las leyes europeas". Para que los deseos del organismo vayan adelante la UE debería hacer una excepción deportiva en su tratado.

"Mucha gente en el mundo nos está pidiendo que sigamos adelante con esta idea, incluso propietarios de clubes. Es sólo cuestión de tiempo. Estamos preparando nuestra reunión del comité ejecutivo en marzo en Sydney para presentar estas y otras solunciones", añadió Blatter.

Blatter recordó que muchos clubes invierten grandes cantidades de dinero en su fútbol base, pero luego estos jugadores no llegan al primer equipo.

España, por ejemplo, a nivel de selecciones juveniles es una potencia mundial, pero luego muchos de esos jugadores no llegan a la primera división en clubes de su país.

"Fútbol es educación y muchos clubes invierten en su departamento de educación en jóvenes que sueñan con llegar al primer equipo, pero no tienen posibilidades. Debemos seguir alimentando esta motivación", aclaró.

Blatter atacó también la naturalización de jugadores de otros países, en particular los brasileños, que juegan en las selecciones de sus naciones de acogida.

"Debemos buscar una solución para parar las nacionalizaciones de jugadores en algunos países. Al casarse con una mujer del país, automáticamente tienen la nacionalización", explicó Blatter.
 
"En Brasil, por ejemplo, hay 60 millones de jugadores de fútbol. Si no tenemos cuidado, habrá una invasión de brasileños, no sólo en Europa, también en Asia y Africa. En los Mundiales de 2014 ó 2018, podemos tener 16 equipos llenos de jugadores brasileños", explicó.

Para Blatter buscar una manera de controlar las nacionalizaciones es una forma de defender a las selecciones nacionales, en el mismo camino de la defensa que hace el presidente de la FIFA de que los clubes jueguen con seis futbolistas nacionales y cinco extranjeros.

"Es un peligro real el tema de las naturalizaciones. Y controlarlo, entra dentro de las protección de selecciones nacionales", afirmó.

Entre los nombres brasileños más conocidos que han jugado últimamente en otras selecciones están Deco y Pepe (Portugal), Donato y Marcos Senna (España), Eduardo (Croacia), Alex (Japón), Clayton (Túnez), Oliveira (Bélgica) y Zinha (México).
Opiniones (0)
11 de Diciembre de 2016|01:38
1
ERROR
11 de Diciembre de 2016|01:38
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic