Deportes

Una imparable Serena Williams se consagró en Australia

La estadounidense se quedó con el título esta mañana en el primer Grand Slam de la temporada, luego de vencer en la final a la belga Justine Henin por 6-4, 3-6 y 6-2.

La estadounidense Serena Williams defendió hoy con éxito su corona del Abierto de tenis de Australia al derrotar en la final por 6-4, 3-6 y 6-2 a la belga Justine Henin.

La máxima favorita Williams sumó así su quinto título en Melbourne, y el decimosegundo de Grand Slam en su carrera, igualando la marca de su compatriota Billie Jean King.

La estadounidense frustó el regreso perfecto de Henin al circuito. La belga, quien disputaba en Melbourne Park apenas su segundo torneo luego de una pausa de año y medio en su carrera, no pudo repetir el cetro conseguido en Down Under en 2004.

Henin se quedó a las puertas, además, de emular a su compatriota Kim Clijsters, quien causó sensación al ganar el US Open 2009 unas pocas semanas después de regresar a la competencia, tras un retiro de dos años.

En un duelo de estilos entre dos magníficas jugadoras, la potencia y el juego más físico de la actual número uno del mundo prevaleció ante la riqueza técnica de una de sus predecesoras.

El favoritismo del público estuvo hoy desde el principio con Henin, que a lo largo del partido convirtió varios puntos de excelente técnica. Su revés y sus voleas en la red, deleitaron a los espectadores en el Rod Laver Arena, pero a la hora de la verdad, Serena impuso su raza de campeona.

A Williams le llevó ocho minutos conservar su saque en el primer game del partido e idéntico tiempo mantenerlo en el tercero. Pero aunque Henin lucía mejor hasta entonces, la estadounidense le quebró en cero a la belga para ponerse 3-1 arriba.

La diferencia tenía que ver con la potencia del saque, que venía al rescate de Serena cuando más lo necesitaba. Así se cansó de levantar break points que Henin dejaba escurrir durante la primera manga.

Tampoco favorecían a la belga los fallos de los jueces. Dos veces tuvo razón al pedir el "ojo de halcón", y en otra, un cambio de decisión de un juez de silla motivó repetir el punto que le hubiera permitido quebrar en el quinto game, luego ganado por Williams.

Henin se volvió a meter en el partido con un par de golpes exquisitos y quebró para 3-4 en el séptimo. Pero Serena, que viene arrastrando algunos problemas físicos, decidió ir por más sin prolongar la historia, y empezó a jugar más ofensiva. Así, volvió a quebrar a Henin en su tercer set point y se alzó con el primer set en 51 minutos.

En el segundo set todo cambió. Porque Serena comenzó a equivocarse más seguido y Henin a impresionar con su técnica. Un juego agresivo al extremo le dio resultado a la belga sobre todo en el raid final de la segunda manga, cuando quebró en el séptimo game, mantuvo el saque en el octavo y volvió a romper el servicio de Serena en el noveno.

Fueron nueve puntos consecutivos ganados por la belga, a los cuales se sumaron los siguientes cinco, ya en el tercer set. El estadio la aplaudía de pie, pero enfrente estaba una rival de raza.

Y Serena rompió en el tercer juego, y le quebraron en el cuarto, pero volvió a sacar ventaja en el quinto, para 3-2. A partir de entonces la estadounidense ya no aflojó: rompió para 5-2 y sirvió para partido. Con un derechazo fortísimo, y tras 2:07 horas de juego, se ciñó la corona australiana por quinta vez, tras sus éxitos en 2003, 2005, 2007 y 2009.

Henin se quedó con las ganas de concretar su obra de un regreso perfecto, aunque de todas formas tiene crédito abierto y seguramente en el futuro habrá varias batallas más con Serena, todavía la reina del tenis femenino.
¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
5 de Diciembre de 2016|21:51
1
ERROR
5 de Diciembre de 2016|21:51
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016