Deportes

Henin: "Jugar con Serena es el desafío perfecto"

La belga Justine Henin calificó hoy de "desafío perfecto" la final del Abierto de tenis de Australia que disputará el sábado ante la defensora del título, Serena Williams.

"Es una ocasión especial. La veo como una oportunidad de enfrentar a la número uno del mundo en una final de Grand Slam. Es más que un sueño para mí. Y me encanta este tipo de situación", dijo la belga en la rueda de prensa previa a la final.

La ex número uno del mundo Henin disputa en Melbourne apenas su segundo torneo tras una pausa de año y medio en su carrera debido a la saturación que atravesaba.

"¿Qué estaba haciendo hace un año a esta altura del año? Estaba en Congo, por la UNICEF. En ese momento nunca hubiera pensado que un año más tarde estaría en esta final. Parece casi irreal, porque hace un año estaba tan alejada del tenis...", afirmó la belga, quien busca seguir los pasos de su compatriota Kim Clijsters, campeona del último US Open sólo unas semanas después de retornar al circuito.

El choque de mañana (19:30 local, 08:30 GMT) en el Rod Laver Arena tiene una larga historia, ya que las contrincantes se midieron entre sí 13 veces en el historial, con siete triunfos para Williams, el último de ellos en cuartos de Miami 2008. Sin embargo, será la primera vez que ambas se midan en una final de Grand Slam.

"Creo que será un partido muy mental. Quien tenga más deseos de ganar, lo logrará. Ella viene sacando magníficamente en los últimos partidos y yo sé que deberé ser agresiva y usar mis cualidades", argumentó Henin, quien recibió una invitación de los organizadores para poder jugar en Melbourne Park.

Y Williams coincidió: "Definitivamente, será un partido mental, Quien esté dispuesta a dar un paso extra ganará. Creo que las dos queremos el título, pero habrá que ver quién jugará mejor mañana".

Serena, campeona en 2003, 2005, 2007 y 2009, buscará su quinta corona en Melbourne, mientras que Henin levantó el trofeo en Down Under sólo en 2004. Dos años más tarde, se retiró por un problema estomacal de la final que disputaba ante la francesa Amelie Mauresmo.

De triunfar mañana, la menor de las hermanas Williams sumará su duodécimo título de Grand Slam, igualando la marca de Billie Jean King. Para Henin, sería su grande número ocho.

"¿Si siento presión extra por defender el título? No he pensado en ello en absoluto. Creo que será un partido decisivo para ambos. Yo no siento tener presión. Todavía estoy aquí y todavía estoy viva, y eso es poco menos que un milagro. Así que me siento bien", señaló hoy la estadounidense, a 24 horas de su final número 15 de Grand Slam.

Henin entrenó hoy al mediodía en el court 17 de Melbourne Park durante una hora, bajo la atenta mirada de su entrenador, Carlos Rodríguez. Poco después, Serena Williams saltó a la pista del Rod Laver Arena para disputar -y ganar- la final del dobles femenino con su hermana Venus.

"Al menos es seguro que me iré con un trofeo a casa", afirmó Serena con una sonrisa ante la prensa.
En Imágenes