Un homenaje para los consejeros del turista

Un grupo de jóvenes que se desempeñan como recepcionistas y conserjes de diferentes hoteles mendocinos vivieron un crepúsculo diferente. La cita fue en el restaurante "Francesco". La jornada incluyó premios, brindis varios y divertidos juegos. Mirá las fotos.

Son ellos los que siempre están atentos a las necesidades del visitante, dan acertados consejos y cuidan del turista con el fin de que vivan una experiencia inolvidable en Mendoza. Es por eso que Beatriz Barbera tuvo la ocurrencia de invitar a su restó -“Francesco”- a todos aquellos jóvenes que trabajan de conserjes y “front desk” en los distintos hoteles de nuestra ciudad para que vivan una jornada relajada, divertida y diferente.

Para ello convocó a Claudia Yanzón, de Andesmar Turismo, y Julia Zuccardi –Bodega Familia Zuccardi- para organizar una dinámica tarde que incluyó juegos, charlas, brindis y degustaciones, una visita a la cava del restó y finalmente, un delicioso catering.

Nadie quiso perderse la visita a la cava.

Las organizadoras. “La idea de Beatriz me pareció excelente, porque las estructuras hoteleras son grandes y complicadas: hay directores, gerentes comerciales… pero son los chicos y chicas que trabajan de “front desk” o de conserjes los que tienen un verdadero contacto con el turista. Yo misma me he dado cuenta que no nos conocemos, o simplemente conocemos nuestras voces por teléfono, y sin embargo estamos todos dentro de una misma actividad y con un mismo compromiso: la actitud de querer servir y que el destino Mendoza prospere y sea elegido por los turistas del mundo”, cuenta Claudia Yanzón.

Al respecto, Beatriz Barbera comenta que “estos chicos demuestran su profesionalismo y sus conocimientos a diario y con una sonrisa en el rostro. Aconsejan a los turistas los lugares a visitar y a donde ir, y desde Francesco nos sentimos realmente agradecidos de formar parte de esas recomendaciones. 

“Creo que, a pesar de tener una trayectoria de más de 60 años de gastronomía que nos transforman en una de las opciones más instaladas y tradicionales de cocina italiana en la provincia, la realidad es que cuando un visitante le pregunta al conserje del hotel dónde pueden comer pastas y ellos nos nombran, es ahí cuando el turista viene”, sigue Beatriz.

La cita fue a la caída del sol, en donde los invitados fueron recibidos con una copa helada de espumante y tablas de diferentes tipos de quesos y fiambres para brindar y conocerse.

Un tour. Luego de algunas dinámicas preparadas por las anfitrionas para que cada uno se presente, se acercó María Tersa Barbera –alma mater del lugar- y llegó el momento de realizar un tour por el restó, en donde conocieron algunas curiosidades; como la historia del traje tibetano que se encuentra en exposición, utilizado en la película “7 años en el Tibet” y regalado por Brad Pitt a María Teresa.

Todos comentaron que el momento más interesante fue cuando bajaron a la exclusiva cava del espacio, que cuenta con una cuidadosa selección de vinos y el servicio de asesoramiento de un experto sommelier.

El broche de oro. Sorteos de viajes y estadías a distintos destinos de nuestro país, y un regalito: cada uno de los convocados volvió a su hogar con un malbec Santa Julia.

Producción Periodística: Federico Croce para MDZ.

En Imágenes