Deportes

La exitosa carrera deportiva del gran Hugo Porta

El jugador nacional fue considerado en su momento como el mejor jugador del mundo y a su vez fue consagrado como el mejor apertura de la historia del rugby mundial. Aquí te mostramos una reseña de la vida de Hugo Porta, el gran referente del rugby argentino.

Llegó con 30 minutos de tardanza y eso sin lugar a dudas le molestó. Pidió disculpas un par de veces. Se sintió incomodo por el retraso imprevisto con el que llegó a brindar la conferencia de prensa ofrecida en el mediodía de hoy en un hotel céntrico.

La visita de Hugo Porta, jugador insignia del deporte ovalado nacional, se produjo en el marco de las “Jornadas Regionales VISA Mendoza”.

Desde hace 11 años consecutivos la tarjeta de crédito que puso en escena las jornadas, es main sponsor de Los Pumas, tal cual hace con Las Leonas, el seleccionado masculino de hockey césped, el seleccionado de básquetbol, el golf y los seleccionados masculinos y femeninos de voley.

Sencillo, atento, admirado por la gente que lo esperó para pedirle un autógrafo o sacarse una foto Porta habló de todo e hizo especial hincapié en el lado social que debe ocupar el deporte.

Pero, ¿qué hizo Hugo Porta para que sus testimonios resulten tan interesantes, tan llamativos, tan inspiradores, tan convincentes?

Esta es la vida del considerado hace dos décadas atrás como “El mejor jugador del Mundo” o “El mejor apertura de la Historia del Rugby”.

Hugo Porta nació el 11 de septiembre de 1951. Hijo único de una familia formada por Hugo Oscar y Ortencia Alvarado, estudió en el Colegio La Salle, y en 1975 se recibió de Arquitecto.

Desde chico, alguna vez intentó probar suerte en el fútbol, pero sus compañeros de colegio le sugerían el rugby. Y así empezó.

Perteneció siempre al equipo del Club  Banco Nación, equipo que se consagró Campeón de la mano (o mejor dicho, el buen pie)  de Hugo Porta, en 1986 y 1989. Y el 14 de julio de 1990 Banco Nación triunfa sobre Inglaterra con un marcador de 19 a 21.

Porta definió 21 de los 29 tantos argentinos en aquella oportunidad. En el año 1971, el Seleccionado Argentino de Rugby, "Los Pumas", se preparaban para el sudamericano y habiendo faltado algún jugador en la práctica, los entrenadores le ofrecieron el puesto al muchacho de Banco Nación, y mostró rápidamente sus condiciones de merecer la camiseta número diez que llevaba.

Pocos días después, en la cancha del Carrasco Polo Club de Montevideo, el nuevo apertura de Los Pumas demostraba su talento.

Era famoso en Sudáfrica y en Nueva Zelanda, y en los círculos de rugby del mundo. Se lo consideró el mejor apertura del mundo.

Se convirtió en el Capitán de los Pumas y los condujo en inolvidables encuentros. En 1977 empatan con Francia, casi en un duelo personal entre Hugo Porta y Jean Michel Aguirre. Y en 1979 ganan al equipo australiano: Los Wallabies en la cancha de Ferrocarril oeste, donde Los Pumas ganan por 24 a 13.

En 1982 el Sudamérica XV venció a los Springbooks, en que Porta consiguió los 21 puntos para su equipo, contra 12 que convirtieron sus adversarios. Figura en el Libro de Récords Guinness de Rugby, pues consiguió siete penales y una conversión en un solo partido.

En 1978, la revista especializada francesa, Midi Olympique lo nombró como el quinto jugador del mundo en rugby. Y en 1985 lo proclama el mejor jugador del mundo.

En 1982, alcanzó los 301 tantos, por lo que se convirtió en el único jugador que haya alcanzado tal cifra récord en el rugby en los campeonatos de primera división. Los periodistas argentinos lo premiaron con el Olimpia de Plata cinco veces: en 1975, en 1977, en 1978, en 1980 y en 1982,  y en 1985 recibió el Olimpia de Oro.
A fines de 1990 decidió retirarse del rugby.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó9/10
Opiniones (1)
3 de Diciembre de 2016|16:51
2
ERROR
3 de Diciembre de 2016|16:51
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Hugo Porta es un verdadero ejemplo para la juventud, vamos todavia.-
    1
En Imágenes
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
28 de Noviembre de 2016
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016