Lanzan la primera tarjeta de crédito negra en Argentina

Las tarjetas de crédito negras son las más codiciadas del mundo. Mastercard y BBVA Banco Francés presentaron ayer el primer plástico de este tipo que llega al país: la MasterCard Black. Un plástico que ofrece servicios especiales, como un asistente personal las 24 horas, o la posibilidad de entrar a las salas VIP de 500 aeropuertos en todo el planeta. Este año sólo 300 argentinos podrán obtenerla.

Las tarjetas de crédito pueden ser mucho más que un medio de pago: también son un poderoso símbolo de status. Y si usted quiere pertenecer al club de los más ricos y famosos de todo el mundo, debe saber que las tarjetas doradas ya no alcanzan. Tampoco sirven las Platino. Los plásticos más exclusivos y codiciados del mundo son las tarjetas negras. Y ahora una de ellas llegó a la Argentina. Es la MasterCard Black, que fue presentada ayer por el BBVA Banco Francés y Mastercard en el mercado local.

“Es nuestra propuesta para el segmento más exigente. Esperemos satisfacer las expectativas”, dijo ayer Martín Lang, Country Manager de MasterCard en Argentina, en la presentación del nuevo plástico. Las tarjetas negras se lanzaron por primera vez en Estados Unidos a fines de los ‘90, y fueron leyenda incluso antes de ser comercializadas. Sucedió que en ese país comenzó a correr el rumor de que había unas misteriosas tarjetas de crédito de altísima gama, que utilizaban grandes millonarios y que eran de color negro. Y aunque la versión era falsa, cuando las compañías de tarjetas quisieron lanzar un plástico mejor que la tarjeta Platinum la aprovecharon.

Más allá de los mitos, lo cierto es que las tarjetas negras ofrecen servicios muy especiales a sus clientes. La MasterCard Black, por ejemplo, brinda la posibilidad de acceder a 500 salones VIP en los principales aeropuertos de más de 90 países. Además, ofrece un servicio especial de alquiler de autos, otro de entrega a domicilio de las compras realizadas en cualquier país a través de Internet y, como si fuera poco, pone a disposición un asistente personal las 24 horas.

Quien esté interesado en tenerla debe estar atento a varios detalles. Antes que nada, hay que saber que este plástico no se puede solicitar: se obtiene sólo por invitación del banco. Eso sí, si usted gana al menos $15.000 todos los meses, tiene un altísimo nivel de gastos y viaja frecuentemente, es muy probable que lo llamen.

Claro que, por ahora, para obtener la Black hay que ser cliente del BBVA Banco Francés, ya que MasterCard ha hecho un convenio exclusivo con esa entidad para lanzar su plástico más top –habrá que esperar hasta el 2008, para que Master ofrezca el producto a otras entidades financieras–. Miguel Ángel López, Gerente de Banca VIP del BBVA ha dicho que, hasta ahora, han detectado unas 300 personas a las cuales invitarán a tener la Black. El 90% de ellos son hombres. “Ofrecemos el producto dentro de un paquete que incluye cuenta corriente, caja de ahorro y otros servicios, por un costo mensual de $80 por todo concepto. No invitamos a todos los clientes VIP: queremos lograr la satisfacción plena de los usuarios más selectos del banco”, dijo López.

La tarjeta Black se lanzó por primera vez en América latina en el año 2005, puntualmente en Venezuela. Los lanzamientos continuaron luego en Brasil, Chile, República Dominicana y recientemente en Panamá y Bolivia. “La crisis del 2001 hizo que tardemos más en lanzarla en Argentina. El mercado de tarjetas tardó en recuperarse de ese golpe. Pero ahora vemos que los consumidores están pidiendo un producto de este tipo”, dijo Carlos Cornejo, VP Consumer Product Sales de MasterCard Argentina.

En América latina, el segmento “de alta gama” representa menos del 1% de todo el mercado, pero posee un poder adquisitivo que es de tres a cinco veces más alto –incluso de 10 a 15 veces más alto en algunos países– que el tarjetahabiente promedio de la región. Según MasterCard, se trata de un consumido con niveles de ingresos y de educación muy altos, que son viajeros frecuentes y suelen aprovechar los puntos y beneficios. Además, no tienen impedimentos de gastos, exigen servicios de altísima calidad y aspiran a tener una tarjeta Black para diferenciarse de los demás y demostrar un status socioeconómico elevado. “El segmento premium es parte de la estrategia global de Mastercard”, dijo Lang.

La tarjeta Black tiene, además, un diseño especial. “Se eligió el color negro porque por siglos ha sido símbolo de elegancia, sofisticación y modernismo. La tarjeta es opaca, con un diseño táctil diferente”, dijo Cornejo.


Fuente: diario Cronista on line
Opiniones (1)
19 de agosto de 2017 | 13:26
2
ERROR
19 de agosto de 2017 | 13:26
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Si, ayer mi planchadora me quemo el jean que lave y me habia quedado mi platico adentro. Iba a putear a la empleada, pero ahora me siento re exclusiva.
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial