Deportes

Real Madrid cae en Bilbao y le deja camino abierto al Barcelona

El Real Madrid tropezó en su misión de arrebatarle el liderato de la Liga española de fútbol al Barcelona y perdió hoy de visitante por 1-0 contra el Athletic de Bilbao.

El equipo conducido por el chileno Manuel Pellegrini afrontó el duelo con su tan mentado tridente ofensivo Kakà-Cristiano Ronaldo-Karim Benzema, pero fue incapaz de poder quebrar la barrera de los anfitriones.

Encima, el conjunto de Bilbao aprovechó la desconcentración inicial del rival en los primeros instantes del partido y encontró el único gol de la noche a los dos minutos, gracias a un tanto de su delantero Fernando Llorente.

De esta manera, el Real Madrid sumó su tercera derrota en la Liga española y cortó un invicto de cuatro partidos consecutivos, en los que había sumado 13 de los 15 puntos en juego.

Así, el equipo blanco dejó abierta la puerta para que el Barcelona, que enfrentará al Sevilla en el último turno, se consagre como el mejor equipo de la primera rueda con una jornada de anticipación.

Por su lado, el Athletic alcanzó cortó una racha de dos partidos sin ganar y sumó su quinta victoria de local en el campeonato.

El Real Madrid evidenció su desconcierto inicial en los dos primeros minutos del partido. Precisamente, cuando el Athletic generó sus dos ocasiones de mayor peligro en la noche.

Antes de que se cumpliera el primer minuto de juego, los dueños de casa estrellaron dos disparos en los palos en la misma jugada. Carlos Gurpegui lanzó un tiro cruzado que encontró el poste, después de un pequeño desvío de Iker Casillas. Así, Gaizka Toquero encontró el rebote en absoluta soledad y lanzó estrelló su disparo también en uno de los palos.

Un tiro de esquina ejecutado por Fran Yeste a los dos minutos expuso las fallas del equipo madrileño para despejar el balón y encontró la figura de Fernando Llorente, para que el delantero definiera en el área pequeña, sin marca alguna. El partido recién comenzaba y el Real Madrid debía remontar el resultado en el difícil campo de San Mamés.

Así, el equipo blanco apostó a la receta que le condujo hacia el éxito en las últimas semanas: distribución del balón por lo bajo y vértigo ofensivo en los últimos 20 metros del campo.

Xabi Alonso encontró en Lass Diarra al socio ideal para poder soltarse y conectar con los delanteros, mientras que Benzema retrocedía más de lo habitual, para entrar en contacto con el balón.

Sin embargo, el Athletic apostó a la estrategia de cortar el juego constantemente mediante las denominadas "faltas tácticas" en el centro del campo. Jugadores como Cristiano Ronaldo se reflejaron fastidiosos con el trato del rival y se vivieron momentos de tensión entre los futbolistas de ambos bandos.

El propio portugués pudo empatar el duelo cuando promediaba la primera mitad, pero el portero Gorka Iraizoz realizó una acrobacia para evitar que la pelota ingresara a la portería.

Más tarde, Benzema estrelló un disparo en el palo, después de un pase de Kakà y el argentino Ezequiel Garay desvió un cabezazo, a instantes del descanso.

Manuel Pellegrini apostó en la segunda parte a la calidad creativa de Guti, el mismo que se vio involucrado en la semana entre ruedas de prensa con tensión y la ambigüedad sobre su decisión de permanecer en el club.

El rubio centrocampista apareció como la herramienta clave para romper la última línea del Athletic, pero los anfitriones mantuvieron el orden a base del sacrificio y el orden defensivo.

Iraizoz le detuvo un mano a mano a Cristiano Ronaldo de manera espectacular y Kakà lanzó un disparo apenas desviado, después de recibir un pase del portugués.

Sobre el final, el cansancio de los jugadores del Athletic impulsó al Real Madrid a gastar su último esfuerzo para igualar el partido, pero la visita se convirtió en víctima de sus propias imprecisiones.

El volante local Carlos Gurpegui se fue expulsado en el cuarto minuto de descuento y luego Cristiano Ronaldo desvió el último disparo del partido.

El Real Madrid cayó en San Mamés y podrá quedar cinco puntos por debajo del Barcelona.

En el primer turno, el Osasuna derrotó de local al Espanyol por 2-0, con los goles de Juanfran (7') y el uruguayo Walter Pandiani (8').
En Imágenes