Se viene un fin de año con precios que aumentan

El Pacto Social que impulsará Cristina Fernández cuando asuma, está llevando a muchas empresas a aplicar un ajuste de precios para cubrirse de los eventuales incrementos salariales.

A esta ya conocida carrera entre precios y salarios se suma la proximidad de las Fiestas, que para esta altura del año comienzan a presionar sobre los valores de los alimentos y las bebidas.

Para completar el complejo cuadro que recibirá a la presidenta electa, distintos gremios, como el de los bancarios, empezaron a presionar para que antes de fin de año se acuerden ajustes salariales.

Es que, realizados los comicios presidenciales, varias empresas y sectores se lanzaron a concretar los aumentos de precios que habían sido frenados por el gobierno antes de las elecciones en puerta.

Desde las consultoras privadas están observando una significativa aceleración de la inflación durante noviembre, impulsada por una serie de subas en alimentos como la carne, los lácteos, los aceites y las bebidas.

A estos ajustes se le suman los incrementos en naftas, taxis, y medicamentos.

En general, las estimaciones privadas indican que la inflación real de este mes apunta a ubicarse en torno al 2,5 por ciento, aunque se espera el INDEC dará a conocer una cifra inferior, de alrededor del 0,6.

A la cabeza de los aumentos se ubica el alza en el precio de algunos cortes de carne (como la tira de asado o el churrasco) con incrementos promedio del 17 por ciento.

Pero también se registran ascensos significativos en los lácteos (entre 15 y 30 por ciento) y el pan (20).

De acuerdo con datos que maneja el Centro de Educación al Consumidor, no sólo hubo aumentos en carne y lácteos, sino que la canasta navideña llega con un aumento del 37 por ciento con relación al año pasado.

Además, se registraron aumentos aún mayores en bebidas espumantes como sidras y champagne.

A todo esto se le suman los incrementos en las naftas –del 14 por ciento en lo que va del mes– y en los taxis, del 19.  

Para el economista Aldo Abram, la reducción del índice real de inflación para llevarlo a un dígito será una de las "metas políticas" del gobierno que comienza el 10 de diciembre.

Abram estimó que la inflación real será de alrededor del 16 por ciento este año, y que podrá reducirse "gradualmente" para ubicarse entre el 12 y 13 por ciento el año próximos y un poco por encima del 9 por ciento en 2009, si las principales variables económicas se mantienen estables.

En tanto, desde la consultora RSH Macroeconomía estimaron que en noviembre la inflación "real" será del 2,6 por ciento, casi tres veces lo que, se espera, informará oficialmente el INDEC.

De acuerdo con los relevamientos que realiza esta consultora, la aceleración de precios se nota especialmente en carne, frutas, naftas y medicamentos.

El problema es que ya se empieza a notar presión sobre los precios en noviembre, para diciembre se esperan ajustes mucho más pronunciados.

En el último mes del año también impactarán los aumentos del 23 por ciento promedio en la medicina privada, aunque ese ajuste deja afuera a los sectores de recursos bajos y medios.

Es más, una de las primeras medidas de Cristina Fernández respecto del INDEC será excluir de la medición a los aranceles que cobran las prepagas, porque consideran que no afectan a la media de la población.

Además, los costos del sector salud aumentan más allá de lo que ocurra con la inflación, por la necesidad de incorporar tecnología en forma permanente, que se cotiza en dólares, y el envejecimiento de la población, que provoca un encarecimiento de las prestaciones.

Desde el lado de los gremios también están en guardia: el sindicato mecánico SMATA están recibiendo compensaciones de fin de año, a través de bonus o aguinaldo, a partir del excelente momento que atraviesa la industria automotriz.

Por el lado de los bancarios conducidos por Juan José Zanola, ya avisaron a las entidades financieras que quieren sentarse a discutir salarios antes de fin de año, cuando vencen los acuerdos firmados para el 2007.

La mayoría de los convenios colectivos celebrados a principios de año incluyó algún tipo de cláusula salarial de ajuste por inflación, y como muchos gremios cuestionan los datos del INDEC, pretenden hacerla valer.
Opiniones (0)
19 de agosto de 2017 | 16:59
1
ERROR
19 de agosto de 2017 | 16:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial