Deportes

Salifou recuerda el atentado en Angola y dice que fue "como una pelicula"

Moustapha Salifou, jugador de la selección de Togo, rememoró hoy la "horrible" experiencia vivida en el autobús que transportaba al equipo togolés atacado por terroristas en Angola y afirmó que los tiroteos vividos en ese vehículo le recordaron a "una película". El centrocampista de los "Villanos" habló del atentado perpetrado contra el autobús en el que viajaban el combinado togolés en su camino hacia la Copa de las Naciones de África y en el que murieron tres personas y dos futbolistas resultaron heridos de bala. El vehículo fue atacado por los terroristas.

El centrocampista de los "Villanos" habló del atentado perpetrado contra el autobús en el que viajaban el combinado togolés en su camino hacia la Copa de las Naciones de África y en el que murieron tres personas y dos futbolistas resultaron heridos de bala.

El vehículo fue atacado por los terroristas cuando se dirigía a la Copa de África en Cabinda, Angola.Salifou, junto con el delantero del Manchester City, Emmanuel Adebayor, escapó de los disparos por los pelos, según admitió el medio.

El internacional del Aston Villa vio cómo uno de sus mejores amigos, el portero Kodjovi Obilale, era alcanzado por las balas y se debate ahora entre la vida y la muerte en un hospital de Suráfrica.

En declaraciones a la web del Aston Villa, Salifou revivió el "horrible" incidente: "Habían pasado tan sólo 15 minutos desde que cruzamos la frontera con Angola cuando nos atacaron los rebeldes.

El conductor fue alcanzado casi de inmediato y falleció al instante con lo que nos quedamos parados en la carretera sin ningún lugar a donde ir", recordó.

"Los encargados de seguridad nos salvaron. Iban en dos coches separados, unas diez personas en total, y respondieron al fuego. Los tiroteos duraron una media hora y podía escuchar cómo las balas pasaban a mi lado. Fue como en una película", rememoró.

El centrocampista, que dijo que él se encontraba en la parte trasera del autobús con Adebayor y uno de los porteros, afirmó que es consciente de que es "muy afortunado".

"Un compañero que iba sentado delante de mí se llevó dos disparos en la espalda. El portero Obilale, uno de mis mejores amigos, fue disparado en el pecho y en la zona del estómago y le han llevado a Suráfrica para someterle a una operación de vida o muerte", dijo.

"Fue horrible. Todo el mundo se puso a llorar. Yo no podía mantener el control sobre mí mismo y lloré cuando vi las heridas de mi amigo", añadió.EFE
En Imágenes